COLUMNA. TODAS LAS VOCES. TRANSAN, AVANZAN Y VENDEN A BELISARIO DOMÍNGUEZ. Por Martha Olivia López

img_9704

De cada 100 empresarios en México, 43 revelaron que autoridades de gobierno les piden sobornos, el diezmo se decía antes, pero ahora llega hasta el 20 por ciento del total para obtener a cambio un contrato o una oportunidad de negocio.

 

57 de cada 100 reconoció que utiliza coyotes, técnicamente llamados gestores con acceso a privilegios o información para que intercedan en su favor ante las autoridades;

 

Además 65 de cada 100 aseguró haber perdido una oportunidad de negocio ante un competidor que sí utilizó influencias o pagó un soborno, mientras que el 63% dijo estar “muy de acuerdo” en que la corrupción “es parte de la cultura de negocios en México”.

 

Los datos forman parte del informe La corrupción en México: Transamos y no avanzamos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) el cual incluye ensayos de investigadores y académicos que analizan los costos económicos, políticos y sociales de la corrupción en el país y además se abordó a 100 hombres de empresa.

 

El moche no se limita a la facilitación de trámites y servicios, ya que además del 46% de los empresarios afirmaron que el gobierno les ha solicitado dinero para la obtención de un contrato, otro 25% dijo haber pagado un soborno en especie, “como una comida o un viaje”, con tal de obtener una oportunidad de negocio o contrato.

 

Un punto importante a subrayar es el del “uso de influencias”, que se convierte en una práctica generalizada” en todos los ámbitos de la sociedad, “aunque mucho más marcada en el ámbito de los negocios, la política y la unión de éstas dos.

 

Para donde volteamos es lo mismo: en los negocios, la política, el gobierno, los cuerpos policiacos y muchas veces nos ponemos a pensar, en cuál sería la solución a la corrupción y la respuesta casi siempre es la sanción ejemplar para recuperar la credibilidad y enviar un mensaje directo de cero tolerancia a los actos de corrupción.

 

La forma sería a través de un órgano colegiado, autónomo, con presupuesto propio y autoridad para sancionar desde un regidor, pasando por un gobernador y hasta llegar al presidente de la República.

 

Para evitar chistes crueles y caricaturas vivientes como la de Virgilio Andrade, secretario de la Función Pública, que la única función que ha hecho es de bufón presidencial tras la ilógica defensa hacia Enrique Peña Nieto, su esposa y el secretario de Hacienda, por la defensa de sus casas millonarias, producto del tráfico de influencias y conflicto de intereses.

 

Un buen paso sería nombrar a un auditor externo sin nexo con los partidos, bajo el esquema de una convocatoria abierta, transparente en todos los sentidos. Y de todos las y los que obtengan las mejores calificaciones, obtengan su cargo por insaculación, dado que ya habrán superado todos los filtros de confianza, honestidad y transparencia…SI, es un sueño, pero dicen que los sueños se convierten en realidad.

 

En Un 2×3:

Y hablando de sobornos y demás, ayer la SENADORA LAYDA SANSORES le dijo al inquilino de Los Pinos: “Señor Peña Nieto, le quiero entregar esta carta, expresa

mucho de lo que sentimos los mexicanos. Le regalo este libro, porque con la casa blanca usted nos deja un legado de corrupción y de impunidad. Ojalá le sirva”.

PEÑA fue al Senado a entregarle la medalla Belisario Domínguez, al segundo hombre más rico de México, ALBERTO BAILLERES, dueño de minas e industrias, así como del Palacio de Hierro entre otros.

El Dr. BELISARIO fue un médico y político mexicano de ideología liberal y constante opositor de Victoriano Huerta, a cuyo derrocamiento contribuyó…seguro con la noticia se retorció en su tumba.

 

Un comentario sobre «COLUMNA. TODAS LAS VOCES. TRANSAN, AVANZAN Y VENDEN A BELISARIO DOMÍNGUEZ. Por Martha Olivia López»

  1. las redes de corrupción mejor organizadas, e institucionalizadas, las manejan los empresarios y los políticos de alto nivel, son los grandes saqueadores de nuestro país y explotadores de nuestros trabajadores.Parte de esa cúpula financian negocios como el narcotrafico y otros ilícitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.