COLUMNA BÚSQUEDA: HOY DÍA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN NO TENEMOS QUE FESTEJAR NADA. Por Andrés Resillas

Periodismo-en-México_censura_periodistadigital

COLUMNA BÚSQUEDA

Tocó mal día. Estoy pesimista, más no derrotado.

Pero lamento la condición en que se encuentra la mayoría de los periodistas.

Los únicos beneficiados son los grandes empresarios y que por cierto no son periodistas.

Los políticos nos catalogan de pendejos, porque no somos capaces de descubrirlos en sus transas y corruptelas.

Los ciudadanos dicen que somos unos mentirosos y vendidos.

Los que se dicen «Democráticos» nos agreden porque difundimos sus actos vandálicos.

La tropa, la que trabaja diario en los eventos, recibe un salario de mierda y no tienen prestaciones sociales. En las giras de los funcionarios tienen que andar mendingando que les den de comer.

Los pocos periodistas que tienen dignidad, buscan varios trabajos para mantenerse y viven en un strés galopante, pero tienen la conciencia tranquila.

Los diputados nos quieren comprar una nota con 200 pesos como si fuéramos prostitutas.

Todos los funcionarios y políticos nos dan palmadas en la espalda en muestra de apoyo y por atrás nos mientan la madre por entrometidos.

También los diputados y el gobernador dicen que nos respetan y apoyan y no son capaces de aprobar una ley de protección integral.

El alcalde Alfonso Martínez en lugar de analizar la forma de proteger la profesión nos dijo que si no eramos capaces de vivir dignamente del trabajo de periodista, mejor buscáramos otra actividad.

Somos la carne de cañón de las empresas cuando nos mandan reportear a los narcos; les importa poco si nos levantan, torturan o amenazan.

A los fotógrafos y camarógrafos los obligan a meterse a las peleas y balaceras para tener la mejor imagen, no importa que nos toque una bala.

El acceso a la información es una burla. El ITAIMICH, por el que tanto peleamos se convirtió en una agencia de colocaciones para el PRI, PAN y PRD.

La Comisión de Derechos Humanos es una comparsa de los agresores de periodistas.
Los malos periodistas han conformado mafias; algunos extorsionan con la información a las fuentes.

Hay una televisora de cable que de plano amenaza con sacar todo lo malo de los funcionarios y políticos si no le entregan millones de pesos cada mes.
Tenemos libertad de expresión, pero nos estamos muriendo de hambre.

Ojalá y que el Gobierno del Estado no haga algo el 7 de junio, porque es una fecha de servilismo hacia el poder, como bien lo dice Carlos Monge.

Y yo me pregunto: ¿Qué festejamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.