YO ESTOY AMENAZADO; TODOS ESTAMOS AMENAZADOS EN LA RUANA: SACERDOTE JOSÉ LUIS SEGURA

José Luis Segura Barragán

El sacerdote José Luis Segura Barragán, encargado de la parroquia de La Ruana señaló que la actual situación que se vive en Michoacán es producto de un mal manejo de la seguridad por parte del comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, denunció en entrevista con Carmen Aristegui.

El sacerdote aseguró que “desde el principio, Castillo Cervantes se reunió con delincuentes, eso no es una novedad” y “miente” sobre la situación de violencia que se vive en el estado.

En torno al enfrentamiento registrado el pasado 16 de diciembre, en el que perdieron la vida 11 personas, entre ellos el hijo de Hipólito Mora, Segura Barragán aseguró que éste “no se va a esclarecer porque no hay voluntad, y se si se esclarece todo, va a quedar en claro la complicidad de las autoridades con delincuentes”.

El prelado también mencionó que las detenciones de Hipólito Mora y Antonio Torres, El Americano, deja a la tenencia de La Ruana “en completo abandono y en riesgo” de que haya un nuevo enfrentamiento, por la entrada del grupo delincuencial denominado Los Viagras.

También señaló que hay un gran descontrol entre los diferentes grupos delincuenciales que operan en la entidad, “ahora hay una pugna entre ellos mismos, están muy armados y no hay forma de controlarlos”.

El padre Segura advirtió también que la Gendarmería, la cual ha sido involucrada en el enfrentamiento del 16 de diciembre, ya abandonó la comunidad y se necesita con urgencia una autoridad “que ponga orden”.

“Estamos amenazados, estoy amenazado. No hay una autoridad presente, actuante, que nos den seguridad”, dijo, al tiempo que urgía a las autoridades a tomar cartas en el asunto para terminar con la situación de inseguridad y violencia que persiste en la región.

Alfredo Castillo sólo quiere “dar explicaciones desde el principio del mundo para no hablar del presente”, comentó el sacerdote, quien consideró que “todo comenzó el 24 de febrero de 2013, cuando se levantó el pueblo contra ‘Los Templarios’”, luego de sufrir por la presencia de grupos criminales, que controlaban hasta los alimentos.

Nota tomada del noticiero de Carmen Aristegui y El Universal

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.