NO HAY ACUSACIÓN DE HOMICIDIO DE LOS TESTIGOS CONTRA EL PADRASTRO DE LA NIÑA HOSPEDADA EN EL TUROTEL

599792_asesino-nina-alberca

POR ANDRÉS RESILLAS//TERCERA PARTE//

Salvo la Fiscalía en su primer argumento y acusación sobre la muerte de la menor que falleció el pasado 12 de agosto y que se hospedó en el Turotel de Morelia, ninguno de los testigos, ni si quiera la madre, ha acusado a David por el homicidio de su hijastra.

El principal argumento del Ministerio Público es que la niña falleció por asfixia mecánica por sumersión. Así lo dice el peritaje de la médico que practicó la necropsia en el Servicio Médico Forense de la Procuraduría de Justicia.

La Fiscalía ya presentó a la mayoría de sus testigos y hasta el momento ninguno de ellos ha señalado que David ahogó a su hijastra en la alberca del Turotel.

También quedó demostrado que las cámaras del hotel jamás captaron que la niña desfalleciera a consecuencia del ahogamiento.

Ello de acuerdo al dictamen de la perito en psicología que practicó un estudio a través del video sobre la conducta de David durante su estancia en el centro de hospedaje.

El video en cuestión tiene una duración de seis horas y contiene imágenes de la presencia de David, su pareja y la niña en la recepción, alberca, restaurante y estacionamiento del hotel.

Durante su comparecencia la perito describió el contenido del video y de la conducta de David, principalmente en la alberca, cuando estuvo solo, en compañía de la infante.

Explicó al Tribunal cómo fue la forma en que trató David a su hijastra, resaltando la violencia y la falta de sensibilidad hacia la pequeña, pero jamás mencionó que tal conducta culminó con la muerte de la niña.
Lo más sorprende es que Hilda, madre de la occisa, jamás acusó a su ex pareja de haber matado a su hija.

Cierto, narró paso a paso su estancia en el hotel y el comportamiento de David, pero no lo acusó de la muerte de la pequeña, ni siquiera que la niña haya fallecido en el hotel.
Lo que sí es evidente es que la Fiscalía está construyendo paso a paso la acusación formal contra David; pero no ha dejado de tener omisiones y deficiencias.

Una por ejemplo: el personal del Hospital Victoria afirmó haber extraído durante los protocolos de reanimación entre 200 y 300 mililitros de líquido del cuerpo de la pequeña, sin embargo, esa evidencia fue depositada en la basura, como cualquier desecho.

Incluso en la necropsia, la médico forense afirma también haber extraído del cuerpo “líquido espumoso”. Pero tampoco se guardó como evidencia. Esto es fundamental pues es la única forma de vincular los líquidos extraídos del cuerpo de la pequeña, con las características del agua utilizada en la alberca del Turotel.

La defensa lejos de estar derrotada, ha mostrado una férrea oposición a los resultados de los peritajes, algunos de los cuales no sólo los rechaza, sino los considera erróneos y faltos de rigor científico.

También los abogados de David están revisando paso a paso el actuar de la Fiscalía, los policías investigadores, los peritos y sus dictámenes; también todo lo referente al debido proceso y al rigor profesional con que actuaron las autoridades judiciales michoacanas.

Se espera una auténtica batalla legal, pues la defensa ya anunció que presentará a sus propios peritos y citó a comparecer nuevamente a los involucrados de los hechos y a los que los investigaron.

Esto apenas empieza…

2 comentarios sobre «NO HAY ACUSACIÓN DE HOMICIDIO DE LOS TESTIGOS CONTRA EL PADRASTRO DE LA NIÑA HOSPEDADA EN EL TUROTEL»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.