MATÓ A SU MUJER Y A OTRO MENOR POR CELOS; LE ENCONTRÓ UN MENSAJE DE TEXTO EN SU CELULAR

dt.common.streams.StreamServer

REDACCIÓN//

Gerardo, un hombre joven y modesto, llegó hace días a su domicilio para descansar y pasar la noche en la colonia Presa de los Reyes; saludó a su mujer y después de cenar vio el teléfono celular de su paraja en la mesa; abrió la carpeta de mensajes y uno de ellos lo encolerizó. A duras penas aguantó la indignación esa noche.

Fue el sábado, cuando ya había consumido varias cervezas que Gerardo decidió enfrentar a su mujer por el mensaje de texto telefónico; los celos le estaban destrozando su interior.

La discusión fue álgida y el alcohol desató la ira de Gerardo: sacó una pistola que portaba en la cintura y le disparó a su mujer y en su desesperación también al hijo de ella que estaba presenciando el pleito. Los dos murieron de inmediato.

Dice la Fiscalía (o sea el representante de la Procuraduría de Justicia y del Ministerio Público) que así fueron los hechos y que por ello Gerardo debe de purgar una condena de por lo menos 35 años de prisión.

“De acuerdo a datos de prueba que integran la Carpeta de Investigación, el imputado de 45 años de edad, la noche del sábado arribó a bordo de un vehículo de la marca Nissan, tipo Tsuru, color blanco, al domicilio ubicado en la calle Sabaneta, manzana 14, lote 18, lugar comenzó a discutir con su pareja sentimental.

“Durante el desarrollo de las investigaciones, se logró determinar que el altercado se suscitó por un ataque de celos del imputado, luego de que en días previos observó un mensaje en el celular de la víctima, por lo que en un determinado momento sacó un arma de fuego y le disparó a la agraviada, así como al hijo de ésta.

“Luego de lo sucedido, el imputado se dio a la fuga, sin embargo, se inició Carpeta de Investigación y se solicitó orden de aprehensión en su contra, misma que fue cumplimentada por los agentes policiales y lo presentaron ante el Juez de control quien luego de valorar los datos aportados por la Fiscalía, consideró que existen pruebas e indicios razonables que permiten suponer que se ha cometido un delito y que existe la probabilidad de que el imputado participó en el delito de Homicidio, por lo que se determinó su vinculación a proceso y se ordenó prisión preventiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.