OTRO FEMINICIDIO EN MORELIA; JESSICA Y SU ÚLTIMA CITA

jessica

GRUPO REFORMA//ADÁN GARCÍA//
Morelia, Michoacán.- A sus 16 años, Jessica ya no pudo cristalizar los proyectos que tenía laborales y académicos.

Sus padres la reportaron desaparecida el pasado 12 de mayo cuando salió con su hermana al centro de Morelia, donde además se encontraría con su novio, quien le doblaba la edad.
Al día siguiente tendría un examen que le permitiría concluir sus estudios de secundaria, que había dejado truncos por trabajar a temprana edad.

Pero ya no regresó a casa ni se presentó a la prueba. La de esa tarde fue su última cita.

Después de varios días de búsqueda, el cuerpo fue localizado sin vida, desollado y en avanzado estado de descomposición, en un área desolada a las faldas del cerro del Águila.

El informe que dio la autoridad ministerial ante el Juez de Control revela que Jessica murió por «choque hipovolemico por laceración de pulmón derecho, causado por penetración de instrumento cortante».
Debido al estado en que se encontraba el cuerpo, los peritos no pudieron practicar estudios para determinar si hubo abuso sexual.
El delito fue catalogado como homicidio calificado con agravantes, por los elementos de ventaja, traición, dolo, ataque instantáneo y con arma por parte del autor material.

Para las autoridades, el principal sospechoso del asesinato es su propio novio, Jesús N., a quien agentes ministeriales detuvieron la semana pasada.

El día de la desaparición, el detenido aseguró ante familiares y el Ministerio Público que la menor no llegó a la cita, pactada a las 18:00 horas de ese 12 de mayo en las inmediaciones del Mercado de Dulces.

Desde entonces, los padres comenzaron la búsqueda a través de redes sociales y dependencias.

«No hallo palabras para explicar cómo siento este vacío. Me duele tanto llegar a la casa y no verla más, no escuchar más sus gritos, risas y el sonido de su música en su cuarto», llegó a escribir en Facebook el padre de la menor, Octavio Olmedo.

«Acabo de entrar al cuarto de mi niña porque sentí que me llamaba pidiéndome su helado favorito. Fui por él al refri y se lo subí a su recamara, dejándoselo en su buró donde ahora tengo sólo una foto y una veladora pidiéndole a Dios que no la desampare», posteó después.

Hoy se sabe que el novio mintió a las autoridades y que esa tarde sí pasó por Jessica, quien abordó el automóvil de su pareja sin que se volviera a saber más de ella.

En la primera audiencia ante el Juez de Control, el Ministerio Público dijo que el novio llegó a la cita sobre la calle Valentín Gómez Farías, en un vehículo Seat negro, tipo León, con placas de la Ciudad de México. Eran las 18:11 horas.

El automóvil se estacionó del lado izquierdo y segundos después llegó la menor, quien tras cruzar la calle subió al vehículo.

Enseguida la unidad avanzó rumbo a la antigua Central de Autobuses, para luego enfilar hacia la carretera Morelia-Quiroga.
Cámaras instaladas en la zona centro y en otros puntos de la ciudad permitieron descifrar parte de la ruta que el supuesto asesino siguió, pasando por el crucero de la carretera Coinzio-Patzcuaro a las 18:59 horas.

Después continuó rumbo a Iratzio, para internarse en una brecha que conduce hacia el cerro del Águila.

Según las diligencias ministeriales, el presunto homicida tomó un arma punzocortante y atacó a la menor hasta dejarla herida de muerte por causas aún desconocías. El cuerpo agonizante lo tiró en una fosa circular para luego alejarse.

De inmediato emprendió el regreso pasando por el mismo crucero a las 19:53 horas y llegando a la casa de su víctima, preguntando por Jessica a manera de coartada, de acuerdo a las autoridades investigadoras.

La PGJE informó que la detención del novio fue realizada tras analizar diversas pruebas periciales, videos de cámaras de seguridad y las versiones de los declarantes.

Jesús M., fue puesto a disposición del juez pero en la primera audiencia se reservó el derecho de declarar y solicitó la duplicidad de tiempo para que le determinen su situación legal.

«La actitud que tomó en la audiencia era de no saber nada, tímido, encorvado; las manos todo el tiempo entre las piernas y rostro serio», describió uno de los testigos.

El sospechoso fue ingresado al penal de Mil Cumbres a las 23:40 horas.
El caso podría derivar en otras pesquisas, una dirigida a la venta de plazas al interior de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), donde el presunto homicida se ostentaba como gestor.
Jessica cumpliría 17 años el próximo 30 de agosto. Pero esa cita también quedó trunca.
Su vida se detuvo ese 12 de mayo, a las 19:55 horas.

Un comentario sobre «OTRO FEMINICIDIO EN MORELIA; JESSICA Y SU ÚLTIMA CITA»

  1. no hay palabras para describir tal atrocidad …. aún no se puede creer tanta maldad…se percibe coraje y no poder hacer nada…. creemos en la justicia en México?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *