EXTORSIONA LA POLICÍA FEDERAL DE CAMINOS A CIUDADANOS MICHOACANOS

policia_federal-_grande_1

//EL PRETEXTO:FRAUDE MASIVO EN EL PROCESO DE LEGALIZACIÓN DE VEHÍCULOS EXTRANJEROS//Por Andrés Resillas//

Alejandra, una joven de 28 años de edad salió de su casa en Jacona para dirigirse a su trabajo en el municipio de Tangancícuaro. Abordó su camioneta, una vagoneta marca Chevlolet, que su padre había comprado y que había legalizado pues era de procedencia extranjera.

Justo pasaba por la Central de Abastos que se encuentra entre esas dos poblaciones cuando la patrulla de la Policía Federal de Caminos número económico 13542 le marcó el alto y tuvo que detenerse.

Le pidieron los papeles del vehículo. Ni siquiera se fijaron o pidieron la licencia de conducir de ella. Se dieron cuenta de que era de procedencia extranjera el vehículo y pidieron el número de pedimento, documento, en el que se solicita la legalización de la unidad.

Alejandra llamó a su casa y un hermano le proporcionó el número de pedimento. Unos minutos después, los agentes cuyos apellidos son Rangel y Carrión, le aseguraron a la joven que quedaba detenida y que la trasladarían a las instalaciones de la Policía Federal de Caminos. Ya que el pedimento era falso, pues de acuerdo al número de documento, no se había importado un vehículo, sino tubos de acero.

Alejandra quedó estupefacta y alarmada. No podía concebir que estaba siendo detenida. La llevaron a la central de  la policía y un médico le hizo un examen médico para corroborar que no traía golpes y la obligó a desnudarse.

Alejandra llamó a sus padres y éstos al saber de la situación, pidieron la asistencia de un abogado para que defendiera a su hija. El abogado entró a hablar con los agentes y el personal policíaco de la oficina.

Regresó al poco rato: los agentes exigían la cantidad de 50 mil pesos a cambio de la libertad inmediata de Alejandra. También el carro sería liberado pese a que, según la policía, tenía el proceso de legalización falso.

Era demasiado dinero para entregarse en unas horas. Los padres dijeron que no tenían dinero y que lo tendrían que conseguir. Le pidieron al abogado que insistiera de que era mucho dinero. Regresó el litigante, ahora los agentes querían 30 mil pesos, no menos.

Amenazaron con presentar a Alejandra ante el ministerio público federal, es decir, la PGR.

Como pudieron, los padres consiguieron los 30 mil pesos y liberaron a Alejandra.

Al siguiente día, el padre de Alejandra localizó a la señora Lourdes Ponce Hurtado, quien se dedica a la legalización de vehículos de procedencia extranjera. Negó que los papeles de legalización fueran falsos.

Incluso dijo que ese mismo día se entrevistaría con el Comisionado de la Policía Federal en Michoacán, un oficial de apellido Galván. La cita estaba programada para la una de la tarde en el Hotel Best Western, justo donde se hospeda el Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes.

Lourdes Ponce Hurtado se hizo acompañar de otras dos mujeres, una de ellas de nombre Paty, que también se dedican a la legalización de vehículos extranjeros, así como de un contador público de nombre Manuel Ordaz.

Luego de esperar una hora, el Comisionado Galván sólo aceptó recibir a Manuel Ordaz; éste dijo que le pidió los datos de los agentes que detuvieron a Alejandra, pero todavía no los tenían.

Este reportero se hizo pasar por hermano de la víctima y platicó con las gestoras. Ellas revelaron que la Policía Federal de Caminos estaba extorsionando a todo mundo con el argumento de que los papeles de legalización eran falsos.

Calculaban que ya eran más de 100 personas las perjudicadas y que los agentes federales pedían desde 15 mil hasta 70 mil pesos a cambio de la libertad de los dueños de los vehículos.

“Hubo un caso en que los agentes federales tuvieron la desfachatez de acompañar a la víctima de extorsión hasta la sucursal bancaria para que retirara el dinero que le exigían a cambio de su libertad”, relató una de las gestoras.

Revelaron que toda la zona de Zamora, Ecuandureo, Purépero, Zacapu, Villa Jiménez y hasta en Quiroga, los agentes de la Policía Federal de Caminos están buscando vehículos extranjeros, ya legalizados para realizar el acto de extorsión.

Detienen a gestores que defraudaron a ciudadanos

A los días siguientes agentes de la PGR detuvieron en el municipio de Villa Jiménez a una mujer de nombre Cristina, bajo la acusación de haber defraudado a cientos de personas que pretendieron legalizar sus vehículos.

Las autoridades calculaban que Cristina N. había defraudado a más de 300 personas con el proceso de legalización.

A la siguiente semana, en la misma zona de Zacapu, detuvieron a un hombre que portaba cientos de papeles falsos de procesos de legalización.

En el caso de Cristina N. el juez le fijó una fianza y logró su libertad. Ahora anda prófuga, pues los cientos de afectados la están buscando para que les regrese su dinero.

Hay 150 mil vehículos con procesos de legalización falsos: Comisionado

Este reportero solicitó una entrevista con el Comisionado Galván. A través del jefe de prensa del Comisionado Alfredo Castillo Cervantes, se concertó la reunión.

Comentamos el caso de Alejandra y el funcionario dijo que mientras no se presentara denuncia penal, él no podría proceder contra sus elementos. Es más dijo que si la víctima vio cuando le dieron los 30 mil pesos a los agentes. Poniendo en duda el hecho de extorsión.

¿Pero sí ellos ya habían dicho que iban a presentar a Alejandra al Ministerio Público Federal, por qué no lo hicieron? ¿Por qué la liberaron, si estaba en un supuesto ilícito? Le preguntó quien esto escribe.

La respuesta fue una sonrisa. Nunca se supo el significado.

Insistí sobre el tema y el funcionario respondió tajante. «Yo lo único que le puedo decir es que hay 150 mil casos de procesos de legalización falsos en Michoacán. De esa proporción es el fenómeno.»

«Ya hicimos las primeras detenciones, pero también si la gente no se decide a denunciar las extorsiones, no podemos actuar.»

¡¡Pero sus agentes se están aprovechando de esa situación para extorsionar a los ciudadanos!! ¡¡Le estoy presentando un caso concreto y hay más!!

Pero no hay denuncias formales, -respondió- no podemos hacer nada!!

Cierran oficinas las gestoras de legalización de vehículos en Zacapu

Tal parece que Zacapu se convirtió en el centro de operación de los principales gestores para la legalización de autos de procedencia extranjera.

A parte de las dos detenciones realizadas por la PGR, las otras tres gestoras con las que este reportero tuvo contacto, ya optaron por cerrar sus oficinas, pues según ellas “no está autorizado el decreto federal para seguir legalizando vehículos”, así rezan los letreros en las oficinas donde despachan.

Se calcula ya en miles los ciudadanos michoacanos defraudados en el proceso de legalización de sus vehículos y ahora se están escondiendo de la Policía Federal de Caminos para no ser extorsionados.

Los dueños de vehículos quedaron atrapados entre dos enemigos: aquellos que los defraudaron con miles de pesos, y los agentes de la Policía Federal de Caminos que los andan buscando para extorsionarlos. Así de grave.

 

 

 

 

5 comentarios sobre «EXTORSIONA LA POLICÍA FEDERAL DE CAMINOS A CIUDADANOS MICHOACANOS»

  1. Esta muy buena la crónica señor periodista. Con datos duros conduce al lector. Yo le hubiera puesto otra cabeza: falsa legalización de 150 mil autos o mejor aún Haria dos textos porque tienes una notota por los demasiados casos de fraude y pondría como crónica de ambiente los casos de los extorsionados con otra cabeza: federales buscan a defraudados… para extorsionarlos¡

    1. Cierto amigo. Tienes razón. Le dí forma de reportaje porque me permite incluir varios géneros periodísticos. Voy a ver la manera de publicarlo en el mayor número de medios en Michoacán pues es un problema muy grande y muy grave. Le voy a dar seguimiento.

    1. Hola Oliver necesitas que te validen el pedimento de tu vehículo en Rentas del Gobierno del Estado. Por el lado normal, tardarán 20 días. Pero puedes ir a unas oficinas que están sobre la avenida Madero, a unos metros de las Tarascas en el número 1080. Busque el departamento de Control Vehícular con Silvia Madrigal y pidale de favor si le puede validar el pedimento. Ella tiene acceso directo e inmediato al banco de datos de Aduanas y le dirá si el pedimiento es el correcto o no. El fraude con los pedimentos es masivo y si el suyo es falso puede ser detenido y conducido a la PGR, a menos que los agentes federales le pidan dinero, es decir, que lo extorsionen pára dejarlo en libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.