EL CONSEJO DE PARTICIPACIÓN EMPRESARIAL EN LA EDUCACIÓN DE SILVANO. Por el Prof. Juan Pérez Medina (RED MOVPAP)

th_352fe25daf686bdb4edca223c921acea_d358982e5cf86446fb2d6d3bf80c0d76perez

En el marco de la concreción de los compromisos establecidos por Silvano Aureoles con Peña Nieto, a través de “Don Beltrone”, a cambio de ser gobernador de la entidad, se conformó en la semana anterior el Consejo de participación social en la educación (COPASE) con la presencia del Perredista Graco Ramírez Abreu, desgobernador de Morelos y representante de la CONAGO en materia de educación, quien se congratuló de la integración de dicho Consejo que desde 1992 está en la Ley General de Educación y que, salvo en las entidades de Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas en donde no ha funcionado, no ha servido más que para tres cosas: para nada, para nada y para nada.

El gobernador “peñista” de Michoacán, el “peñista” de Morelos, el presidente de la Coparmex en la Entidad, el representante de “Mexicanos Primero” y de “Lazos a. c.” estaban de plácemes ante la creación de este “Frankenstein” que dizque representa los intereses educativos de todos los michoacanos.

El COPASE, un engendro que deviene del Consejo Nacional de participación Social en Educación (CONAPASE) establecido en la Ley General de Educación, es una instancia burocrática más, desde donde se pretende coadyuvar a la concreción de la reforma educativa empresarial iniciada por Carlos Salinas de Gortari en 1992 y que se ha profundizado con el gobierno priista de Peña Nieto, bajo el patrocinio de Salinas, por supuesto.

Craso error comete “señor de los helicópteros”, al cual no le interesa lo que pasará después de su huida del gobierno (últimamente todos huyen), pues como buen político neoliberal lo que importa es el presente inmediato en relación con su futuro a partir del 2018. Y digo craso error, porque debería saber que el susodicho Consejo, es un instrumento ineficaz, incapaz y fuera de lugar. En algo sí acertó: con su formación al menos cumple con la ley neoliberal y, lo más importante: le rinde cuentas a Peña Nieto, a quien le ofertó la recuperación del sistema educativo estatal de manos de la CNTE.

¿Por qué es el Consejo un instrumento ineficaz, incapaz y fuera de lugar? Precisamente porque este instrumento es un nuevo elemento en el marco de la actual confrontación entre maestros con la clase empresarial de México y, en este caso de Michoacán y el gobierno que los representa en la visión del proyecto educativo de nación.

Es falso que en este Consejo estén representados los michoacanos, pues como puede verse, los representantes asistentes están lejos de llevar a ese espacio la voz de los michoacanos.

¿Cómo decidieron quienes estarían presentes en esta reunión? ¿Cómo fueron electos para estar ahí? ¿A quién verdaderamente representan? Lo verdaderamente cierto es que quienes estuvieron en ese “aquelarre”, lo hicieron por invitación y porque son los mismos que han exigido la aplicación de la ley en contra de los maestros y de la educación pública. En su tarea de convertir a las instituciones educativas al modelo de escuela empresa, instituciones como Fundación Televisa, Mexicanos Primero o Lazos A. C., no sólo han buscado modificar la legislación y administración escolar, sino que además han exigido formar parte de las instancias de toma de decisiones, a fin de garantizar que el proceso de reconversión se haga y se haga pronto y como ellos lo han demandado, pues no confían en los funcionarios del gobierno.

No es una sorpresa que el presidente de la Coparmex y del Consejo Coordinador Empresarial estén formando parte del CONAPASE y lo hagan de alguna manera en cada uno de los Consejos de las 32 entidades del país.

Este Consejo adolece de legitimidad empezando por el propio gobernador el cual lo es por la gracia del régimen y los cientos de millones de pesos que se despilfarraron a manos llenas para lograrlo. Pero peor están los mercaderes de Mexicanos Primero y Lazos quienes representan al poder económico, pero no a los michoacanos.

Los representantes de las instituciones educativas presentes no estuvieron con la venia de las que integran el sistema estatal de instituciones educativas; los representantes de los padres de familia no fueron designados por las asociaciones de padres de familia, sino por la autoridad, por lo que no llevan la voz de los padres de los alumnos de las escuelas y; finalmente, el representante de los maestros, un tipo ajeno a los docentes michoacanos, que forma parte de la aristocracia docente del SNTE y que no es más que un elemento decorativo de ese sindicato que no representa desde hace muchos años a los maestros de México.

Para que nos enteremos acerca del sentido y la orientación de la organización de Lazos A. C., baste con mencionar que entre sus integrantes están los dueños de las tiendas Soriana, la de las tarjetas monex; el dueño de las tiendas Oxxo, actual promotor de la candidatura independiente para la presidencia de la República en el 2018, el banco HSBC, un connotado banco lleno de ladrones y DHL entre otras lindas corporaciones “preocupadas” por la educación de los más de 26 millones de estudiantes en este país, sobre todo los más pobres.

Fuera de este rimbombante Consejo están los representantes de los pueblos originarios, de los verdaderos maestros y padres de familia. El aristocrático Consejo conformado este semana y al que se ha prestado el Rector de la UMSN lo que no le originará buena reputación, es el Consejo de los poderosos de la entidad, pues son sólo el sector empresarial y el gobierno quienes lo integran; al margen están los trabajadores, los campesinos, las organizaciones sociales y las barras de colegios y profesionales.

Pobre Consejo. No dará más que problemas y sobre todo para los desgobernadores que sueñan con ser presidentes del país; bueno, por lo menos candidatitos. Con este Consejo, ¿cómo podrán generarse propuestas distintas si todos están alineados al actual régimen? Por eso los Representantes de la CNTE no asistieron a ese Consejo a donde se han cansado de declarar que fueron invitados. Debería saber doña Figueroa Zamudio que el agua y el aceite no se juntan y que menos podría ser cuando este ente es a todas luces un nuevo instrumento para accionar en contra de los maestros. Ni modo que se hagan el hara kiri. Si los maestros son todo cuanto quieran, menos unos tontos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.