ARTÍCULO DE OPINIÓN//¡NO PODRÁN! Por el Profr. Juan Pérez Medina (Red Movpap)

Juan_Pérez

El gobierno federal y su Secretario de Educación, (responsable de la masacre de Acteal, Chiapas durante el gobierno de Ernesto Zedillo), intentan a toda costa detener la marejada magisterial que se les viene encima. Con acciones represivas trabajan a destajo para disipar la tormenta que los amenaza de cara a lo que será la aplicación de la evaluación docente en los primeros meses del ciclo escolar 2015 – 2016. En esta ofensiva, han logrado obligar a Gabino Cue Monteagudo, Gobernador de Oaxaca a reformar el decreto de creación de 1992 del Instituto Estatal de Educación Pública del Estado de Oaxaca (IEEPO), para ajustarse a los dictados de la reforma educativa de Peña Nieto el asesino. Mediante un nuevo decreto reformador, se elimina la actual administración educativa y se crea una nueva, integrada por una junta directiva encabezada por el gobernador y conformada por los secretarios de gobierno, finanzas, salud, administración, desarrollo social y humano y de las culturas y artes de Oaxaca y, presidida por un director general, con la presencia de un representante de la SEP, el cual no tendrá más que voz en la misma.

La intención de esta reforma al IEEPO supone la recuperación de la administración de la educación la cual se dice que se encuentra en manos de los maestros de la Sección XXll del SNTE y quienes se han venido oponiendo a la implementación de la Reforma educativa de Peña Nieto el ladrón. Los más nefastos representantes de la contraofensiva magisterial del país –léase “Mexicanos Primero” y la cúpula empresarial del país -, se han referido al estado de la educación en Oaxaca como “secuestrada” por la CNTE.

A la mano de esta acción el gobierno de Peña el represor ha ordenado fortalecer con más elementos de la policía federal y el cada día más “glorioso” ejército mexicano, las calles de Oaxaca y, sobre todo, instalar un cerco alrededor de las oficinas sindicales de la Sección XXll en una franca provocación y acción de amedrentamiento inicial que podría desencadenar en acciones de represión directa sobre los maestros, con saldos verdaderamente inimaginables.

De igual manera, de acuerdo a diversos medios nacionales y locales, tras darse el anuncio de la desaparición del Instituto Estatal para la Educación Pública en Oaxaca (IEEPO), el gobierno federal ha integrado más de 30 órdenes de aprehensión por diversos delitos del orden federal en contra de líderes magisteriales y enviado a un grupo especial de la policía federal para su ejecución, según trascendió. En esta escalada anti magisterial, han ordenado a los bancos bloquear de manera totalmente ilegal, las cuentas sindicales y las personales de algunos de los dirigentes, con dos intenciones: una, la de limitar la capacidad de acción del contingente oaxaqueño y, otra, la de denigrar a los principales representantes y generar suspicacias y dudas en torno al manejo de los recursos de los trabajadores ante la opinión pública.

Al mismo tiempo, los poderes fácticos incrementan sus acciones mediáticas en contra de la CNTE, destacando de manera desproporcionada la acción del gobierno de Oaxaca como “un duro golpe al SNTE-CNTE oaxaqueño y congratulándose de dicha acción. Sumados a la estrategia, azuzan al gobierno a actuar más rápidamente y de manera más violenta y expedita para disminuir la fortaleza de los maestros y garantizar la plena aplicación de la evaluación facciosa promovida por

la reforma de Peña el ignorante. Desinforman diciendo que los dirigentes de la CNTE son corruptos gritando a cuello tendido: ¡al ladrón!, ¡al ladrón!, intentando comparar a éstos con Elba Esther Gordillo y a la SNTE con el CNTE; incluso atreviéndose a afirmar que en la Coordinadora se lava dinero del narco y, de manera particular por parte de los dirigentes del magisterio Oaxaqueño. ¡Nada más falaz!

Debe saber el pueblo poco informado o mal informado, que en Oaxaca se está gestando una acción represiva por parte del gobierno y su clase.

La CNTE se ha atrincherado en estos días. Ante la ofensiva de verano del gobierno federal y la cúpula empresarial (la clase en el gobierno, pues), a quienes les urge una salida a su terrible problema llamado “reforma Educativa”, ya que saben que llegado agosto las condiciones serán otras muy diferentes con todos los maestros en sus escuelas y preparados para desestabilizar el examen punitivo del INEE. Hoy se organiza, se resiste, se comunica, se informa y también, no deja de movilizarse. La CNTE ha convocado al diálogo al gobierno quien ha cerrado las puertas a éste de manera unilateral y dejada abierta la posibilidad de la represión selectiva en un principio, pero generalizada después y sin remedio.

Deben saber los guerreristas que el pueblo está atento y no permitirá impunemente que actúen contra sus maestros así como así. Hay una larga tradición de reconocimiento a su quehacer más allá de las descalificaciones de los poderosos. La cercanía de los maestros con sus alumnos y los padres de éstos y su arraigo de muchos en sus comunidades de trabajo es un elemento que al parecer está muy mal calculado. No es simulación la posición asumida por MORENA sobre el conflicto magisterial y la actitud asumida por nuestro presidente del Consejo Nacional de tender la mano a una alianza popular para derrotar a la reacción en Oaxaca y evitar la tentación de la represión del gobierno. Aún y con la negativa de la dirigencia de la Sección XXII a reunirse con AMLO, tal y como éste lo planteara, el posicionamiento de nuestro partido sigue siendo inamovible en contra de la reforma educativa y las acciones del gobierno en contra de los maestros oaxaqueños. Actuaremos en consecuencia.

Además, el gobierno sabe que la CNTE es la CNTE y no la dirigencia del SNTE quienes a través de la historia han jugado el papel de comparsas ante sus decisiones. Pero también saben que Oaxaca es Oaxaca y que desde 1979 los maestros oaxaqueños han empeñado su palabra en la lucha reivindicativa, sindical, educativa y social en contra del gobierno. Ha sido la CNTE la principal causa de la integración de la comuna oaxaqueña encabezada por la Asamblea Popular de Oaxaca (APO) que por meses sostuvo una lucha inédita contra la barbarie del gobierno de Ulises Ruiz. Deben saber que durante los casi 36 años de vida de la CNTE, el magisterio Oaxaqueño ha sabido responder de manera adecuada a las circunstancias, sin perder de vista la perspectiva política que los maestros en lucha nos hemos propuesto.

En el magisterio oaxaqueño subsisten las raíces de Benito Juárez, nuestro prócer de la soberanía y el decoro y que por sus venas corre la sangre libertaria y arrojada de la familia Flores Magón, de tan alta estirpe. Desde hoy se los auguramos: ¡No podrán!

El magisterio nacional y las organizaciones del pueblo no lo permitiremos. Los maestros de Oaxaca no están solos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.