ARTÍCULO DE OPINIÓN: EL PAÍS QUE SOMOS (PARTE 1) Por Juan Pérez Medina

th_352fe25daf686bdb4edca223c921acea_d358982e5cf86446fb2d6d3bf80c0d76,perez

///“Ya estamos hartos de mentiras. EPN encuentra ya a los 43 muchachos y tráelos a casa” #EPNBringThemBack.///

El gobierno Federal ha mantenido la política neoliberal que inaugurara de manera agresiva Carlos Salinas de Gortari (nuestro mejor vendedor y el más grandes de nuestros capos) desde 1988, a pesar de que sus mismas cifras hablan de una creciente de pauperización de las condiciones de vida de la mayoría de los mexicanos, hundidos en la violencia, el narco, la emigración, el desempleo y la pobreza (52 millones de pobres de acuerdo con los datos del INEGI).

1. Nuestro país es uno de los más corruptos del mundo. De acuerdo con la organización Transparencia Internacional, México se ubicó como uno de los países más corruptos del mundo. Los mexicanos –según INEGI-2013- consideran el problema de la corrupción en el tercer lugar con 48.5% y sólo detrás de la inseguridad-delincuencia que alcanzó 70.4% y el desempleo que registró 51 por ciento. En general, el 75.6% de la población considera que la corrupción en el gobierno federal es una práctica común.

El más reciente acto de corrupción nacional conocido se detectó en la presidencia de la república, al conocerse la adquisición de una mansión en la exclusiva zona de Las Lomas en la Ciudad de México de parte de la mujer de Enrique Peña Nieto, valuada en 7 millones de dólares, ($94, 705, 100,00), que según declaraciones de la presidencia se pagará con los recursos que la supuesta dueña ganó como artista de televisa y empleada de la empresa de cosméticos AVON. Sin embargo, los datos conocidos al respecto inmiscuyen a una empresa que edificó obras millonarias para el Estado de México cuando Peña Nieto fue su gobernador y cuyo dueño, Juan Armando Hinojosa Cantú también alquiló aeronaves al PRI para su campaña presidencial de 2012, a través de su filial Eolo Plus. Se trata de la constructora Teya, que pertenece a Grupo Higa que, por cierto, era parte del consorcio China Railway Construction Corporation, quien ganó en solitario la licitación para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro y que fue desechada por el mismo Peña Nieto hace días. Lo que hace suponer que ya desde hace tiempo el gobernante en turno recibía favores a cambio de la entrega de jugosos negocios a empresas de sus amigos o relacionadas con su partido el PRI.

2. Nuestro país es uno de los más violentos del mundo. La atención de la violencia nos cuesta cerca de 10% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, gracias a que contamos con un sistema judicial corrupto. La falta de confianza en la policía, así como en las instituciones judiciales, ha elevado la percepción de los ciudadanos de inseguridad y, en algunos casos, ha llevado a la creación de milicias de autodefensa. De acuerdo con la ONU (La Jornada, 13/06/14), de 2006 a la fecha se han cometido en el país más de 100 mil asesinatos –70 por ciento de los cuales están relacionados con el narcotráfico– y la gran mayoría de los homicidas nunca fueron detenidos ni sancionados. Además contamos con 20 mil desaparecidos.

3. Somos uno de los países más endeudados del mundo. Ocupamos en deshonroso octavo lugar en el ranking mundial. De acuerdo con datos proporcionados por los partidos de oposición en la Cámara de Diputados (PRD, Movimiento Ciudadano y PT), la deuda pública (externa e interna), asciende a 12 billones 947 mil 666 millones de pesos; lo que implica que cada mexicano –incluso los que están por nacer– adeudarán, cada uno, 109 mil 355 pesos. (La Jornada, 01/08/14). El saldo de la deuda externa bruta ajustada de México, clasificada por residencia, pasó de 171,422 millones de dólares (mdd) a finales del 2006 a 348,498 millones al cierre del 2012, lo que la llevó a duplicarse en solamente seis años, de acuerdo con la última información publicada por el Banco de México. En los 3 últimos años se registró un explosivo aumento de 26.2% en promedio (El Financiero, 12/02/14, El Economista, 30/09/14).

4. Somos uno de los países líderes en impunidad. El 98.5% de los delitos cometidos en México quedan impunes. De los 7.48 millones de delitos cometidos en el país en lo que va de año, únicamente el 1% ha merecido una condena por parte de las autoridades. Los principales delincuentes están libres y para demostrarlo solo basta enumerar algunos de ellos: Mario Marín, Fidel Herrera, Romero Deschamps, Carlos Salinas, Ulises Ruíz, José Murat, Rubén Figueroa, Absalón Castellanos, Patrocinio González Garrido, Jorge Carrillo Olea, etc., cobijados por el poder del estado. Se sabe que sólo se sujeta a proceso penal a un 1.75% de los delincuentes. (El Informador.MX, 07/NOV/2010).

5. México es uno de los países de mayor riesgo de pobreza entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y prácticamente duplica el promedio de los integrantes de ese bloque. También se encuentra entre los países de mayor pobreza laboral y con más alta tasa de empleo informal.

6. Somos uno de los países más desiguales del mundo. Según datos de CONEVAL existen en nuestro país 53.3 millones de pobres. Además, 40.7 millones de habitantes son vulnerables y podrían caer en pobreza, ya sea por tener ingresos bajos o por no tener acceso a la educación, salud, vivienda o seguridad social. Además, más del 18.5 por ciento de la fuerza laboral no cuenta con el ingreso suficiente para cubrir sus necesidades básicas, señala un informe publicado por la OCDE en 2013. Por otro lado, De acuerdo a la revista Forbes, México tiene 4 millonarios entre la lista de los 100 hombres más ricos del mundo. La riqueza acumulada de estos 100 hombres suma 1.7 billones de dólares y representa el 7% de esta riqueza nacional. La diferencia en México entre el promedio de ingresos del 10% de las familias más pobres y el 10% de los hogares más ricos es de 29 veces. Si se considera el ingreso promedio del 1% de las familias más ricas, la brecha con respecto al 10% de las familias con menores ingresos aumenta a 47 veces.

7. Somos un país con una deuda educativa muy alta: nuestro país cuenta con 8.8 millones de analfabetos y casi 10 millones de mexicanos mayores de 15 años que no han concluido su educación primaria.

8. Somos un país sin crecimiento económico. Entre 1990 y el 2012, la tasa anual de crecimiento de México fue 2.6% versus 3.8% en la economía mundial. Entre 1990 y el 2012, el PIB per cápita medido en unidades comparables internacionalmente creció

0.76%, versus 0.82% en los países desarrollados, 3.42% en los emergentes, y 1.18% de Latinoamérica. A pesar de la promesa (prometer no empobrece) del PRI de crecer a un ritmo de 6% anual, la economía se encuentra estancada y su promedio es apenas superior al 2%, lo que explica el desempleo permanente y los escasos empleos y bajísimos salarios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.