A LOS 43 ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA LOS QUEMARON VIVOS, PERO EL GOBIERNO NO QUIERE INFORMARLO: PADRE SOLALINDE

ayotzinapa

El sacerdote Alejandro Solalinde afirmó que testigos del secuestro y asesinato de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa aseguran que sus compañeros fueron quemados vivos con diésel, por lo que será muy difícil encontrar sus restos e identificarlos.

La versión echa por tierra el informe rendido por José Murillo Káram de que los restos de los muchachos no son los que fueron encontrados en las fosas del municipio de Iguala por lo que sigue con la búsqueda pues hay posibilidades de que estén vivos.

Entrevistado, el sacerdote narró que el pasado domingo llegaron varios autobuses a la Basílica de Guadalupe para presenciar una misa en memoria de los estudiantes normalistas desaparecidos.

“A mí y a otros sacerdotes no nos dejaron participar en la liturgia, deliberadamente fuimos excluidos, a pesar de estar listos con nuestras vestimentas, además de que durante la misa no se mencionó nunca el caso de los muchachos desaparecidos, por lo que la gente se molestó y empezó a retirarse del templo.

Esta es la versión del Padre Solalinde en torno a la desaparición de los normalistas:

“Las versiones que me han dado algunos testigos, que pidieron el anonimato por temor a represalias señalan que efectivamente fueron los cuerpos policiacos municipales los que intervinieron en los hechos. Los policías están acusados de haber entregado a los muchachos al crimen organizado.

“Los testimonios señalan que desde el primero momento los autobuses de los jóvenes fueron atacados con armamento como si se tratara de un ejército, y en ese primer momento varios muchachos fueron asesinados y heridos.

“Se llevaron a 43 y algunos de ellos iban heridos. Relatan que se los llevaron al monte y que a otros los hicieron caminar hasta llegar a un lugar donde había fosas y los bañaron en diésel, les pusieron tablas y les prendieron fuego. Incluso les prendieron fuego cuando estaban vivos.

“Esto ya lo sabía, pues me lo habían denunciado. Eso les pasó a todos. La gente está consciente de que esto ya pasó y que sus familiares y amigos, incluso ellos ya no demandan que les encuentren vivos o muertos, pero que los encuentren.

“Lo más lamentable es que los familiares y amigos, jamás van a encontrar los cuerpos de los muchachos; qué cuerpos van a encontrar si están calcinados.

“Además de que los restos de los muchachos fueron mezclados con los restos de otras personas que también fueron desaparecidos”.

La gente, los familiares de los desaparecidos, ya saben de esto y están tratando de asimilarlo, yo inclusive platiqué con algunos de ellos y ya en su grado de desesperación me dijeron:

“Ya los queremos a nuestros hijos, vivos o muertos, pero los queremos”.

“Lo más triste de todo, es que esos pobres familiares ni siquiera van a tener los cuerpos de sus hijos; que cuerpos van a tener cuando los quemaron y los convirtieron en cenizas y ya se mezclaron esos restos.

“Las personas que me contaron, algunas estuvieron en el lugar. Uno por lo menos. Me lo describió con todo detalle.

“Ya la PGR me invitó a que rinda una declaración para contarles todo lo que sé y todo lo que he escuchado. Que el procurador quería platicar conmigo y yo asistiré.

“Le voy a decir al procurador Murillo Karam de lo que pienso de este gobierno. De este gobierno tan corrupto, tan simulador y que se ha convertido en una verdadera amenaza para su pueblo.

“Le voy a decir que no solamente este es un hecho aislado, pues en lugar de que el gobierno esté con nosotros, caminar con nosotros, en buscar la justica, en lugar de eso se ha convertido en un peligro para la ciudadanía.

“Le quiero decir que yo no creo en su gobierno. Le quiero decir que veo corrupción por todos lados. Porque personas y funcionarios con supuesta autoridad moral, van incrementando su patrimonio y solamente se ve el dinero”.

Volviendo al asunto de los estudiantes asesinados, agregó, todas las autoridades saben que en las fosas que encontraron estaban los muchachos, que son los muchachos.

Dice que a los peritos procedentes de Argentina no los han dejado trabajar libremente, sólo les han puesto muchas restricciones. También a la policía comunitaria no la dejan trabajar ni investigar realmente lo que sucedió.

“Lo que yo veo es un manejo político de la PGR, pues no han mostrado resultados científicos de que realmente no son los muchachos y eso está muy mal.

“El gobierno, el Estado mexicano, quiere fragmentar las responsabilidades, como si ellos no tuvieran nada que ver; primero los tiroteó como si fuera un ejército, los reprimió, luego los entregan al crimen organizado para que los desaparezca.

“Esto ya es un crimen de Estado y un crimen de lesa humanidad. Porque lo hizo el Estado lo hicieron con recursos del estado, públicos.

“Si ellos dicen que están vivos, pues que los presenten. Pero que no hagan creer a la pobre gente de que están vivos. Es una manipulación política y electorera.

“El caso de Ayotzinapa vino a desnudar a este sistema corrupto y demuestra que al gobierno no le importa la gente, la vida de las personas, el dolor de las familias.

“Pero si están en la rapiña política, en la rapiña electoral. Lo único que les interesa es quién se va a quedar con el Estado, quién se va a quedar con el gobierno y todo porque el año que entra son las elecciones”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.