MICHOACÁN: SE DISPUTAN CÁRTELES LA VENTA AL MENUDEO Y EXPORTAR LAS DROGAS

13226854_10209054660261087_2271278013601550094_n

POR ADÁN GARCÍA/GRUPO REFORMA//FOTOS AGENCIA RED 113//

Morelia, Michoacán.- Desde la muerte el año pasado de 42 supuestos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el rancho El Sol, Municipio de Tanhuato, la región occidente de Michoacán no ha tenido paz.
Ejecuciones y narcomensajes dan cuenta de la lucha que sostienen grupos criminales por el control de la zona, colindante con Jalisco y cercana a la Autopista México-Guadalajara, estratégica para los delincuentes.

“Hay dos grupos rivales muy fuertes, uno es el grupo de Los Viagras, que está entrando a la parte de Zamora, y el grupo del Cártel Jalisco Nueva Generación”, reveló a REFORMA un alto mando policíaco.

El funcionario señaló que las ejecuciones ocurridas en esa región, principalmente en Zamora, son por la disputa entre estos grupos.

De acuerdo al mando, los reportes de inteligencia del gobierno indican que Los Viagras se ostentan también con el mote de “La Nueva Familia”.

Este grupo hizo su aparición en febrero pasado esparciendo mantas por al menos seis municipios colindantes con Jalisco.

«Se les avisa a toda la sociedad de Zamora y sus alrededores que comenzó la limpia de gente que apoye al «CJNG», así como los que anden extorsionando, robando, secuestrando, violando y matando por paga», se leía en los mensajes.
También aparecieron mantas con leyendas de este tipo en el Municipio de Lázaro Cárdenas, colindante con el Estado de Guerrero, zona de influencia de Los Viagras.

«Venimos sobre los extorsionadores, violadores, asesinos y secuestradores. Protegeremos a los pequeños y grandes empresarios; protegeremos al pobre, al hombre de bien, a las familias humildes, y únicamente nos dedicaremos al
narcotráfico», referían los textos.

La citada limpia anunciada en mantas al parecer está teniendo su mayor auge en Zamora.

En esa localidad se ha recrudecido la violencia, incluyendo tres hombres asesinados esta semana y sus cuerpos tirados en la vía pública, envueltos en cobijas y acompañados de mensajes.

El Procurador de Justicia en el Estado, Martín Godoy, señaló que se trata de una pugna por el control territorial para la venta de droga al menudeo.

“Todo parece indicar que es un tema donde se está generando una pugna por el tema de la distribución de drogas al menudeo. Ya se han estado generando detenidos, detenidos con armas”, comentó al ser cuestionado sobre el tema.

La Senadora del PAN, Luisa María Calderón, advirtió que la ciudadanía zamorana vive hoy en la zozobra y desesperanza ante la ola de violencia.

«Pienso que hay una pelea dura por la plaza», señaló.

13131263_10209054661581120_4647531296574182114_o

De acuerdo a las autoridades, la zona en disputa abarca 26 municipios colindantes con Jalisco, entre éstos Zamora, Jiquilpan, Sahuayo, Purépero, Jacona, Villamar, Briseñas, La Piedad, Vista Hermosa, Tepalcatepec, Tocumbo, Los Reyes, Ecuandureo y Tanhuato.

En ésta última localidad, el 22 de mayo de 2015 un operativo de la Policía Federal generó un intenso enfrentamiento con supuestos integrantes del CJNG en el rancho El Sol, en el que se utilizó artillería aérea por parte de la corporación.

El saldo de esa batalla fue de 43 fallecidos, 42 presuntos delincuentes y un agente.
Desde entonces la violencia no ha cesado en la región, como el caso de seis jóvenes levantados cuando se dirigían a una fiesta en enero pasado y sus cuerpos hallados una semana después, ejecutados en el Municipio de Ecuanduero.

También en febrero, en Zamora fue encontrado el cuerpo decapitado y mutilado de un hombre junto a un mensaje firmado por La Nueva Familia.

En esa misma localidad, en abril fue abatido a balazos el director del Rastro Municipal y conocido activista del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jesús Torija Quintana, y dos hombres fueron ejecutados en un lote de autos.

Todavía esta semana, el dueño de un autolavado murió acribillado a balazos cuando se encontraba en su establecimiento. El ataque fue a plena luz del día.
**

Pese a la ola de violencia en la región de Zamora, atribuida a una disputa entre cárteles, autoridades locales no ven una situación de alerta.

El Alcalde de La Piedad, Juan Manuel Estrada, aseguró que su municipio, colindante con Zamora, lleva siete meses en paz, aunque él siempre viaje acompañado de cuatro escoltas.

“En La Piedad está pasando un suceso muy extraño porque no hemos tenido problemas. En los últimos siete meses no hemos tenido ningún evento delictivo, o sea, de gente que aparezca o asesinado o algo. Estamos muy tranquilos”, declaró.

A pregunta expresa, aseguró que en lo que va de su gestión, iniciada en septiembre de 2015, no ha recibido presiones del crimen organizado.
“Para nada, gracias a Dios. A mí me tienen escoltas pero por cuestiones de protocolo, no porque yo lo haya pedido”, argumentó.

13217571_10209054662141134_2972301763521951386_o
La diputada por el distrito de Zamora, Noemí Ramírez, reconoció que esta situación ha generado incertidumbre en los ciudadanos, pero no a un nivel de alarma.

Aseguró que las oficinas públicas y comercios siguen desarrollando su actividad de manera normal.

“Desconozco por qué en Zamora ahora se estén registrando estos homicidios. A lo mejor por su ubicación geográfica y la cercanía con Jalisco, pero Zamora siempre se ha considerado una ciudad tranquila”, destacó.
Por su parte, Adriana Hernández, diputada por el distrito de La Piedad, hizo un llamado a las autoridades federales y estatales a no descuidar otras regiones del Estado por atender la Tierra Caliente.

“Lo que no se puede dejar de hacer es, por atender una zona dejar de atender el resto. Michoacán son 113 municipios”, advirtió.

El ataque fue a plena luz del día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.