INVESTIGADORAS NICOLAITAS OBTIENEN PREMIO DE ORGANISMO INTERNACIONAL

0623-002-01-04

*Proponen el desarrollo de nanotecnología para detectar antioxidantes en la industria alimentaria.

La doctora en Materiales, adscrita a la Facultad de Ingeniería Civil de la UMSNH, Guadalupe Garnica Romo y la doctorante de la Facultad de Biología, especializada en el área de Biotecnología Alimentaria, Mariana Romero Arcos, lograron un proyecto conjunto que mereció el premio del organismo internacional OMICS International Conferenceseries.com.

La OMICS International se especializa en el apoyo para la realización de mil conferencias anuales y la publicación de 700 revistas científicas en Europa, Asia y los Estados Unidos, organización que reúne a 50 mil investigadores asociados en alrededor de mil sociedades científicas, explicó la investigadora nicolaita Garnica Romo, quien informó que hace unos meses, ambas inscribieron el proyecto de tesis de doctorado de Mariana Romero, a un concurso internacional organizado por OMICS, en el que compitieron con otros 80 trabajos relacionados con la investigación en materia Bioalimentaria, obteniendo el primer lugar.

El proyecto consiste en un biosensor enzimático, capaz de medir sin necesidad de muestra, sino al paso sobre la línea de producción, la cantidad de antioxidantes en un producto alimenticio procesado, lo cual repercute directamente en la salud del consumidor.

Por una parte, este diseño es diferente a todas las formas conocidas para detectar antioxidantes en líquidos de manera convencional, aseveró la investigadora en Materiales, ya que no requiere de tomar muestras o estudios de laboratorio, ni siquiera entrar en contacto físico con el líquido a estudiar, ya que se trata de un biosensor desarrollado en base a nanoestructuras y biomateriales que puede colocarse en un punto de la línea de producción y determinar el porcentaje de antioxidantes por unidad.

A su vez, la doctorante Mariana Romero, afirmó que los antioxidantes para la salud son benéficos si se toman en las proporciones adecuadas, ya que si se ingieren en grandes cantidades pueden producir daño en el organismo, de allí la importancia de que en la industria de alimentos y bebidas como cerveza, jugos y refrescos, se midan las proporciones exactas de antioxidanes, para no exceder las proporciones saludables.

Este proyecto tiene la singularidad, afirmaron, de unir dos ramas del conocimiento distantes en sus objetivos, como lo es la Ingeniería de Materiales y la Biotecnología, sin embargo, éste es un ejemplo de lo que en investigación interdisciplinaria se puede lograr.

Por otra parte, afirmaron que el representante del área gubernamental de Sanidad Alimentaria de Gran Bretaña, miembro de OMICS, Arpad Ambrus, mostró gran interés por el desarrollo en alguna industria de este proyecto, luego de vislumbrar los alcances que este biosensor puede tener, durante la conferencia Internacional en Sanidad Alimentaria y regulación de Medidas,  llevada a cabo en el mes de agosto en la ciudad de Birmingham, Inglaterra.

Finalmente, ambas concluyen que hace falta desarrollar el proyecto dentro de la industria alimentaria, para probar su superioridad sobre otros métodos de medición de componentes tradicionales y que ese será el paso a seguir luego de haber sido distinguidas por el premio de OMICS y añadieron que el Biosensor basado en nanocomponentes de Titanio para determinar fenoles en compuestos orgánicos, además de la novedad, se encuentra en un campo poco explorado dentro de la industria alimentaria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.