¿CUÁL ES LA MEJOR POLICÍA PARA MORELIA? ¿CÓMO TERMINAR CON TANTA DELINCUENCIA? COLUMNA BÚSQUEDA Por Andrés Resillas

801242a2c850fff34d72c83e750dc71e

No hay nada definido sobre el tipo de cuerpo de seguridad pública con el que contará Morelia. Tampoco hay una propuesta definida al respecto por parte de la nueva administración municipal que encabeza Alfonso Martínez Alcázar.

El asunto no es de menor importancia ante la ola de inseguridad en que se encuentra envuelta nuestra ciudad capital y los ciudadanos esperan una acción contundente para frenarla por parte de la nueva administración.

Quedó claro que la conformación de la llamada Fuerza Ciudadana no ha sido la respuesta ante la delincuencia urbana. Siguen los robos de vehículos, a casas habitación e incluso en los últimos días ya se están registrando asaltos a bancos, combis y microbuses.

Hoy el Cabildo de Morelia aprobó la conformación de una comisión especial para analizar si se renueva o no el convenio del Ayuntamiento con el Mando Único y que las cosas sigan en las mismas condiciones.

El alcalde Alfonso Martínez está consciente de la gravedad del asunto y afirma que se analizará a fondo cuál es la mejor solución. También informó que existe una mesa ciudadana que será consultada para que aporte propuestas en esta materia.

Será complicado tomar una decisión al respecto. Uno de los factores que incide es que es la capital del Estado, donde residen los Poderes y sus secretarías, entre ellas la de Seguridad Pública, que cuenta con sus propias estrategias y las combina con la Policía Municipal.

Total que los ciudadanos ya no distinguimos cuál es la corporación estatal o municipal. Y tampoco hemos entendido cuál es la función del Mando Único.

Lo que si percibimos es que cada día hay más inseguridad. Los robos de vehículos y a casas habitación están a la orden del día. Los asaltos también.

La tarea que tiene el Ayuntamiento en esta materia es muy delicada. Es más, si la presente administración municipal falla, los ciudadanos reclamarán de inmediato.

Es necesario que Alfonso Martínez se allegue de todos los elementos para diseñar una estrategia de seguridad adecuada. No necesitamos la clásica policía con el perfil sancionador, autoritario y violento.

Requerimos de una policía cercana a la gente. Que los ciudadanos conozcan a los agentes, que sea una vigilancia y protección de proximidad. Que inspire confianza y se coordine con las autoridades vecinales.

Una policía de carácter comunitaria. Cuyos elementos se identifiquen con la protección a los ciudadanos y éstos la tomen en cuenta para combatir la delincuencia. Una policía honesta, con salarios dignos.

Los michoacanos vamos saliendo de un fenómeno de violencia, cuyos remanentes son la desconfianza y la impotencia por tanto agravio. Así de grave y de trascendente será la decisión que el Ayuntamiento tome en este renglón.

Es una buena oportunidad para legitimarse y para demostrar que es diferente. Si no cumple, será uno más, del montón. Ojalá y acierte y logremos avanzar en el combate a la criminalidad. Todos lo deseamos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.