CONSEJO INDÍGENA: LA RELIGIÓN CATÓLICA DEBE DE PEDIR DISCULPAS A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS POR LA CONQUISTA

PAPA-EN-MEXICO-800x500_c

REDACCIÓN//

El Consejo Supremo Indígena de Michoacán, movimiento indígena estatal conformado por 32 comunidades purépechas y nahuas manifestamos lo siguiente :

Durante más de 500 años, los pueblos originarios de América hemos sido saqueados, asesinados, explotados, discriminados y perseguidos, bajo este marco, históricamente la iglesia católica ha sido cómplice y aliado de los invasores.

Nos han saqueado nuestras riquezas y recursos naturales, nos robaron el oro, la plata, los minerales, el petróleo, e incluso han tratado de quitarnos nuestra historia, cultura e idioma. Desde el arribo de Cristóbal Colón, nos impusieron por las armas y la religión católica, una cultura, una lengua, una religión y unos valores propios de Europa. La biblia fue el arma ideológica de la Conquista.

El “descubrimiento” y conquista de América, representa el mayor genocidio de la historia. El arribo de los europeos, significó la interrupción y destrucción de diversas civilizaciones originarias, mismas que de forma singular elaboramos nuestras propias concepciones de mundo, Estado, escritura, idiomas, educación, religión y filosofía.

Después de la invasión europea, la población originaria disminuimos radicalmente, un 95% de la población total del continente, murió en los primeros 130 años posteriores a la llegada de Colón. En México, la población originaria se redujo de 25,2 millones de habitantes que existían para el año de 1518 a 700 mil personas que sobrevivían para el año de 1623, es decir menos del 3% de la población original.

Las causas de tan brutal descenso demográfico fueron múltiples, entre ellas, las enfermedades infecciosas inexistentes en América y portadas por los europeos, las muertes indígenas causadas en las guerras y violencia de la conquista, y finalmente las condiciones inhumanas de explotación de nuestros pueblos indígenas. En esta conquista y genocidio, la religión católica fue aliada. Por ello, el Papa Francisco debe de ofrecer una disculpa pública.

A pesar de la brutal conquista y genocidio, el pueblo p´urhépecha seguimos en resistencia, llevamos más de 500 años de resistencia y reivindicamos nuestros compañeros: Pedro de Soria Villarroel quien lucho en las rebeliones de Pátzcuaro de 1766 y 1767, Primo Tapia de Naranja, Elpidio Domínguez de Santa Fe de la Laguna, Casimiro Leco de Cherán, Juan Chávez de Nurío, Amafer Guzmán de Tarejero y Efren Capiz. Seguimos en resistencia.

¡Juchári Uinápekua!
CSIM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.