COLUMNA LIBRE EXPRESIÓN Por Carlos Alberto Monge Montaño. Ingobernabilidad educativa…

Libre-expresion_mainstory211

//“La educación es la transmisión de la civilización”. Will Durant. (1885 – 1981). Escritor y filósofo estadounidense. //

 

La ingobernabilidad en el ámbito educativo de Michoacán salta a la vista desde muy diversas perspectivas, pero lo ocurrido este martes en la escuela primaria Juan Ortíz Murillo ubicada en la colonia Primo Tapia de Morelia, debe marcar un antes y un después.

No es posible que las diferencias entre facciones magisteriales contaminen a los padres de familia y afecten a los niños a grado tal, que en lugar de un diálogo civilizado para encontrar lo mejor para todos, se aplique la ley de la selva.

Más grave aún la inoperancia de unas autoridades omisas o incapaces de aplicar la ley, lentas para anticipar o ya de menos reaccionar ante los conflictos, pese a que las disputas por la aplicación o no del programa de “Escuelas de tiempo completo”, se habían manifestado ya en varias instituciones.

Pero este lamentable y vergonzoso evento que pudo tener consecuencias fatales y que hago votos porque no se vuelva a repetir, es sólo una muestra de la ineficacia gubernamental, que alcanza incluso a las instancias federales, para enfrentar el conflicto educativo que padece Michoacán, con especial complejidad, desde hace 3 lustros.

Son muchos años ya de discursos y acusaciones gubernamentales y magisteriales que han evidenciado que la Secretaría de Educación estatal resulta un barril sin fondo donde reina la opacidad, abundan los aviadores, el desorden administrativo, la corrupción y las mafias.

Pero sólo ha quedado en eso, acusaciones y promesas, y nada más. La cola de las irregularidades educativas seguramente alcanza a todos los implicados en el ámbito educativo, por ello no hay quien pueda actuar, mientras el magisterio democrático tiene el sartén por el mango y consigue cuanto se propone.

Las autoridades estatales en diferentes momentos han tenido que reconocer que son incapaces de contener a los profesores democráticos, quienes les ganan en número y por ello se han firmado “minutas” prácticamente como cheque en blanco, y seguramente por ello el actual secretario de Educación, Armando Sepúlveda López, ha señalado que se entregarán las plazas automáticas a los normalistas en aras de la gobernabilidad y previo acuerdo con autoridades federales.

Declaración que el gobernador del estado, Salvador Jara Guerrero, ha tenido que enmendar por lo menos en un par de ocasiones. Así de grave está la circunstancia actual, ni siquiera se aprecia una comunicación clara y directa entre el Ejecutivo estatal y su titular de educación, situación que pudo motivar ya la destitución de Sepúlveda López, aunque ello tampoco garantice una mejora.

En descargo del actual titular del ámbito educativo, evidentemente la solución no se aprecia en Michoacán, se requiere de la decidida participación de la Federación que no ha querido hacerlo y tampoco ha podido ante la debilidad que hoy enfrentan sus instituciones.

En fin, no resta más que esperar que todas las instancias participantes del conflicto decidan retomar el deber ser. Recurrir a la “Ley de la selva” para lograr objetivos no deja nada bueno a nadie.

Los próximos días resultan trascendentales para que desde todas las trincheras del conflicto se manden buenas señales. Por ejemplo, está en curso el periodo de preinscripciones, donde ojalá erradiquen por completo el cobro de cuotas “voluntarias” a los padres de familia. Que los propios normalistas y el magisterio democrático en lugar de plazas automáticas, exijan que se respete la ley y se otorguen tras la aplicación transparente de los exámenes de oposición; de lo contrario, la crisis se recrudecerá a mediados de febrero. Que las autoridades estatales y federales apliquen la ley sin excepciones, sin abusos y con total claridad.

Que los padres de familia y profesores se pongan de acuerdo con argumentos y pensando en los más importantes… los niños.

Y es que de continuar en la misma ruta, Michoacán seguirá en la cola del sector educativo nacional y la tragedia se mantendrá latente y con pronóstico reservado.

 

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

cmongem@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.