COLUMNA LIBRE EXPRESIÓN: A 100 DÍAS DEL GOBIERNO DE SILVANO ¿SE PUEDE SER OPTIMISTA? Por Carlos Monge Montaño

Libre-expresion_mainstory211-300x124

“No soy pesimista, soy un optimista bien informado”. Antonio Gala. (1930 – ¿?). Dramaturgo, poeta y novelista español.

Con las circunstancias que viven el país entero y en especial Michoacán, resulta extraordinariamente complicado tener una expectativa favorable en el 2016, y sin embargo, no queda de otra.

Los datos que no se pueden perder de vista, es que el ejercicio fiscal del año pasado terminó cuando menos con un déficit de 5 mil millones de pesos, que sumados a los casi 3 mil millones de pesos de déficit presupuestal previsto en este 2016, más los 30 mil millones que ya se deben a largo y corto plazo y los 3 mil 500 millones que le autorizaron los actuales legisladores al Ejecutivo para mejorar la liquidez, la situación es indudablemente compleja; más aún, cuando a las propias autoridades estatales les resulta tan complicado explicar con peras y manzanas cómo le van a hacer para superar semejante escenario.

Claro, tampoco se puede perder de vista que el precio del crudo mexicano sigue en caída libre, lo que repercutirá en recortes presupuestales federales, que sin duda, impactarán lo local; más la disparada paridad cambiaria del peso – dólar.

¿Se puede ser optimista?

Por si no fuera suficiente, los discursos de campaña del ahora Gobernador Silvano Aureoles, de no al cobro del reemplacamiento y su no a más deuda, ha tenido que dejarlos para otros tiempos y prefiere pagar los platos rotos y reiterar compromisos en seguridad, educación y obra pública, con tal de llevar a cabo el cobro más caro de placas de todo el país, donde a lo más, podría generar un esquema de estímulos para que paguen menos los ciudadanos con automóviles austeros. Por cierto, las placas estarían listas a mediados del presente año.

Más o menos lo mismo tuvieron que hacer los legisladores michoacanos, que tras exhortar a Salvador Jara Guerrero para que no hubiera reemplacamiento GRAUITO, ahora no tuvieron empacho en contradecir su posición, tras recibir no sé qué argumentos, promesas o cosas tangibles.

En fin, las dificultades económicas que atraviesa la administración pública de Michoacán podrían ser suficientes para que los ciudadanos se solidarizaran con el pago de las placas, el problema es que la clase política tiene muchos años de ser extraordinariamente abusiva, insensible, corrupta y evidentemente cínica.

Así que a Silvano Aureoles Conejo no le será suficiente su deseo de que las cosas vayan bien, no le alcanzará el hacer un listado de importantes obras públicas que podrían detonar la economía… Si realmente quiere prolongar la confianza ciudadana en su gobierno, deberá ser más transparente y claro, pero sobre todo, deberá hacer lo que esté a su alcance para que cuanto antes, aquellos ex funcionarios que hayan cometido abusos y se hayan enriquecido de manera irregular a su paso por la administración pública estatal, que seguramente son más de 50, estén en la cárcel.

En fin, en la entrevista que pude hacer al gobernador Aureoles Conejo el pasado lunes, reiteró que en este tema llegará hasta las últimas consecuencias. Ojalá.

Y es que soy de esos michoacanos que con todo y que no estoy de acuerdo con el pago del reemplacamiento más caro del país, podría superar el doble discurso de los poderes Ejecutivo y Legislativo para darle la oportunidad que pide el Gobernador, pero indudablemente me resultaría más sencillo hacerlo, si la próxima semana estuvieran en la cárcel todos aquellos responsables del evidente desfalco financiero que padece Michoacán. Y claro, incluyendo a los de primer nivel.

Mientras tanto y en aras de generar una expectativa favorable, ojalá que el Presidente Enrique Peña Nieto se decida a apoyar de manera contundente a Michoacán, para que los retos de mejorar la seguridad, aplicar la Ley de Educación Federal, transparencia, rendición de cuentas y lograr un presupuesto sin déficit para el 2018, sean una realidad.

Silvano Aureoles presume constantemente el apoyo presidencial y se siente seguro de que así seguirá, el problema es que la historia del país dicta que los apoyos se mantienen, mientras conviene al que tiene el poder, incluso, pese a que sean del mismo color partidista; así que hago votos para que en el interés político de Peña Nieto, Aureoles Conejo siga siendo importante… O mejor aún, hago votos de manera ilusa, para que ese apoyo que el Gobernador siente del Presidente, sea por un interés genuino en los gobernados y que dicho apoyo no sólo lo sienta él, sino todos y cada uno de los michoacanos. Ojalá.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.