COLUMNA BÚSQUEDA. EXIGE REGIDOR SALVADOR ARVIZU QUE AYUNTAMIENTO LE PAGUE CON OBRAS LOS APOYOS POLÍTICOS. Por Andrés Resillas

DSCN8784

Tal parece que no se puede gobernar abiertamente y buscar que los pocos recursos públicos que existen lleguen al mayor número de personas y a los más necesitados en Morelia.

En la sesión pasada de Cabildo, el regidor Salvador Arvizu del Partido del Trabajo tronó contra el alcalde Alfonso Martínez Alcázar, ello a pesar de que el edil le explicó que se están trantado de planear obras que beneficien al mayor número de personas.

“Te considero mi amigo y espero que comprendas”, le dijo Martínez Alcázar.

“Yo no soy tu amigo. Yo te ayudé a ser diputado federal; te ayudé a conseguí lir firmas para tu candidatura independiente; me siento decepcionado de ti”, le contesto el Regidor.

Salvador Arvizu está metido en las colonias populares. Por ejemplo en la Aldea está gestionando varias obras, así como también tiene relación con grupos sociales para ver sus necesidades.

Pero quiere, que por su calidad de Regidor, le autoricen todo lo que propone en materia de obras y servicios.

Y le reclama el apoyo que le brindó a Alfonso Martínez. Eso quiere decir que Arvizu cree que hay un compromiso, una obligación del alcalde en cumplirle todo.

Pasó lo mismo con un ciudadano que en los primeros días del gobierno municipal encaró varias veces a Alfonso y casi le gritaba en la cara: “yo te di mi voto, porque creí que me conseguirías empleo; dame un empleo, yo te ayudé a ser alcalde”.

Otro ejemplo: cuando por primera vez ganó el PAN la alcaldía, llegó un ciudadano al OOAPAS, con una enorme deuda y le dijo a la recepcionista: “Soy panista y vengo a que me ayuden con mi deuda, tengo derecho porque soy del partido”.

Y no era una persona de escasos recursos, sino un riquillo de Morelia, que no tuvo empacho en reclamar un beneficio porque era del partido en el poder.

El Regidor Salvador Arvizu es el clásico político de que ayuda a cambio de que en el futuro le regresen esa ayuda. Por lo menos así lo dio a entender en su reclamo al presidente municipal.

Y también está convencido de que los grupos a los que está ayudando son los únicos pobres con necesidades en Morelia. Igualito que Antorcha Campesina. Se creen dueños de los pobres.

Son las prácticas de sistema político mexicano y para cambiarlas será sumamente difícil.

¿Cómo planear resolver las principales necesidades de los morelianos, si el gobierno tiene que cumplir con sus “compromisos” políticos.

Y no entiendo cómo Salvador Arvizu ayudó a Alfonso Martínez con recabar firmas para su candidatura independiente, perteneciendo al Partido del Trabajo.

Alfonso Martínez ya entendió el costo de enfrentarse a los partidos políticos; tal parece que no le perdonan el haber abandonado el sistema de partidos y combatirlos desde una postura independiente y ciudadana.

Otra lección más de nuestra partidocracia, que tanto daño nos está ocasionando.

 

 

 

DSCN8784

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *