COLUMNA BÚSQUEDA. ALERTA CON LOS FRAUDES POR LOS CORREOS ELECTRÓNICOS. Por Andrés Resillas

compras-por-internet

“La vida no vale nada, si se sorprende a otro hermano, cuando supe de antemano lo que se le preparaba”. Pablo Milanés, canción La vida no vale nada.

Ahora las nuevas tecnologías, con todo y su magia de efectos en nuestras vidas, también están siendo aprovechadas por los delincuentes para tratar de defraudarnos, de robarnos y de quitarnos la poca tranquilidad que a veces tenemos.

Y es que diariamente al abrir nuestros correos electrónicos, que nos llegan por el internet, nos encontramos con mensajes disfrazados de atentos avisos de bancos, dependencias y de todo tipo de asuntos atractivos o de alarma para nosotros los destinatarios.

Los primeros correos de carácter fraudulento que comencé a recibir fueron los que supuestamente provenían de Bancomer, donde me decían que los servicios en línea (por internet) se me habían suspendido por la falta de actualización.

Al abrir el mensaje y seguir las instrucciones que se indican en el portal, llegó un momento en que me pidieron mis datos personales, desde el número de tarjeta, cuenta y mi número confidencial o llamado NIP.

Fue entonces cuando se me prendió el foco rojo y me pregunté ¿Si el correo es de Bancomer, ellos deben de saber mi número de tarjeta y cuenta, entonces por qué me piden esos datos?

Acudí a la sucursal de Bancomer donde había abierto una cuenta bancaria ya tiempo atrás y le comenté de los correos que me estaban llegando. El ejecutivo me dijo que no hiciera caso  que eran fraudulentos.

Pero el ejecutivo me lo dijo con un gesto de indiferencia, sin darle importancia al asunto. Como si no fuera nuevo.

Tiempo después cuando fue hacer un movimiento en Bancomer, observé en las pantallas que tienen que estaban alertando a los usuarios de los correos fraudulentos y me pregunté ¿cuántos fraudes o robo de datos y por ende de dinero- tuvieron que pasar para que Bancomer tomara cartas en el asunto.

El último correo que recibí de ese supuesto portal de Bancomer es uno que me decía que una transacción por 87 mil pesos a mi favor estaba detenida por la falta de actualización en mis datos. Sólo me dio risa. Pues con nadie tengo tratos como para que me depositen tamaña cantidad de dinero.

Ahora ya me están llegando correos fraudulentos de Banorte, Santander, cuando ni siquiera tengo cuenta en esos bancos.

Pero el último correo que recibí sí me tiene intrigado. El correo se fue a la carpeta de SPAM y tiene como remitente MINISTERIO PÚBLICO FEDERAL…. Y en el asunto dice PROCESSO 00088373-53 con la fecha del día en que llegó el mensaje.

No quise abrir el correo, lo voy a hacer en un ciber, donde tengan un buen antivirus, pues puede ser eso, un virus, o en su defecto otra trampa que nos tienden los delincuentes para hacernos fraudes.

Hay que reconocer que cada día los criminales despliegan su imaginación para aprovecharse del prójimo. Tenga mucho cuidado con todos estos correos. No entregue por ningún motivo sus datos personales ni conteste a personas o instituciones que no conozca. Hágalo mejor de manera personal. Conste que le avisé.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.