OSCURO E ILEGAL RECLAMO DE CONSTRUCTORA LOROS POR FALLO DE LICITACIÓN DEL DISTRIBUIDOR VIAL DE LC

Por Rafael Rivera Millán/Gente del Balsas

De acuerdo a la investigación periodística realizada por Gente del Balsas, en torno a todo lo que encierra la licitación de la obra del Distribuidor Vial, cuyo presupuesto asignado es de alrededor de 500 millones de pesos de las arcas de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas y que en diciembre pasado, el fallo fue otorgado a favor del consorcio Impulsora de Desarrollo Integral, S. A. de C. V. (IDINSA) en sociedad con ICA, y la posterior inconformidad de quien quedó en segundo lugar, la empresa LOROS de Raymundo López Olvera, actual Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Michoacán, esto último está plagado de errores “oscuros” y de ilegalidad.

De entrada nos dicen que las bases de la referida licitación son irrecusables, lo que quiere decir que al ser descalificada la empresas Loros que participó en sociedad con dos compañías contratistas más y una persona física más, no tenía por qué haberse inconformado, pero todavía más, que sabiendo esto, el Órgano de Control Interno de APILAC a cargo de Rafael Gil Ortiz, le haya dado entrada a ese recurso.

Especialistas en el tema, consultados por este diario, señalan que en primer lugar, hay una gran distancia entre la capacidad financiera y experiencia acumulada para hacer este tipo de otras, entre los ganadores de la licitación y la firma propiedad del dirigente de los empresarios michoacanos.

Loros se dijo, ni siquiera debió participar en la licitación respectiva, por no contar con el capital contable solicitado en las bases de la convocatoria para estas magna obra largamente esperada por la población lazarocardenense, y además de su inexperiencia en este tipo de trabajos, cuenta con dos demandas por incumplimiento de contrato en Morelia. Además de una averiguación previa abierta por la UIF por evasión fiscal, y que ya fue canalizada a la Fiscalía General de la República, según se nos confió.

Otra situación que debe ser del conocimiento público, dijeron las fuentes consultadas por este diario, es la voracidad con que ha actuado la empresa Loros, ya que una vez conocido el fallo de la licitación y el inicio de obra por parte de IDINSA-ICA, la firma de Raymundo López interpuso su inconformidad ante el Órgano de Control Interno (OCI) de la APILAC, fuera de tiempo, esto es 20 días después de que feneciera el plazo legal para hacerlo.

Pero además, según la normatividad, se nos aclaró que la inconformidad por el resultado del fallo de la licitación debió presentarse en compañía de las empresas que participaron en sociedad con Loros y no solo únicamente por ésta, ya que su participación fue en forma conjunta, una inconsistencia más al proceso que lleva a cabo el Órgano Interno de Control de APILAC.

Asimismo se puso énfasis que el OCI pasó por alto revisar que el representante legal de Loros tuviera los poderes necesarios para hacer ese trámite, situación que no se verificó.

Y entre la serie de ilegalidades que prevalecen en la aceptación de la inconformidad presentada por Loros, está el hecho de que el OCI aceptó una fianza de menor cuantía al monto de lo contratado, y que dicha fianza fue a favor de la Entidad (APILAC), cuando debió ser a favor de terceros perjudicados.

El proceso de inconformidad está plagado pues de errores, por lo que se dijo que queda claro de que en este asunto hay oscuros intereses personales, entre ellos, que la obra está detenida por algún tipo de complicidad que pudiera existir entre el OIC y la empresa Loros.

Por otro ldo, aunado a la serie de entrevistas que hemos estado publicado en la edición digital de Gente del Balsas, en torno a la exigencia de constructores, comerciantes, transportistas de camiones materialistas y del servicio urbano y suburbano del municipio, la mañana de ayer miércoles aparecieron dos grandes mantas en el entronque conocido como Las Adelitas, que será el centro del Distribuidor Vila, firmado por “La Sociedad de Lázaro Cárdenas”, donde públicamente se exige una inmediata solución al conflicto que hay sobre esta obra de 500 millones de pesos.

Quienes la colocaron exigen que no se detenga, por intereses particulares, el desarrollo, esto es la obra del Distribuidor Vial, por lo que señala a las empresas en conflicto legal, IDINSA y LOROS, que Lázaro Cárdenas no es rehén de intereses mezquinos. Así están las cosas. Mañana les tendremos más información sobre este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.