HUYEN TESTIGOS POR TEMOR A REPRESALIAS DEL ALCALDE JUAN CARLOS ARREYGUE Y POLICÍAS INCULPADOS

POR ANDRÉS RESILLAS//PARTE 18

Cuatro testigos serán presentados mediante la fuerza pública para que declaren en torno a lo que saben sobre el asesinato y calcinación de los 10 jóvenes de Álvaro Obregón, sin embargo, ya desaparecieron de la región por temor a represalias del alcalde y los cuatro policías inculpados.

Desde hace varios meses el Tribunal de Enjuiciamiento les notificó por escrito que deberían de testificar, sin embargo, se han negado reiteradamente y ya cambiaron hasta su residencia.

Incluso en el caso de uno de ellos, de nombre Juvenal, ya se giró orden de aprehensión para ser arrestado por 36 horas y en ese lapso presentar su declaración. Se trata de un testigo clave, que al parecer observó quienes intervinieron en el levantamiento de los 10 jóvenes en la tienda Los Arcos de la comunidad Plan de la Salud el 29 de julio del 2016.

Otro testigo es Guillermo C. que de plano se fue a los Estados Unidos para no ser localizado y testificar en el juicio oral que se lleva. Según las investigaciones, este testigo se ausenta temporalmente, pero no han podido notificarlo.

Algunas de las víctimas indirectas aseguraron que los testigos se niegan a declarar por temor a que el alcalde Juan Carlos Arreygue y los cuatro policías que están siendo juzgados por los asesinatos, tomen represalias contra ellos.

“Hay mucho temor en la comunidad Plan de la Salud. La gente está muy temerosa, pues sabe que si los responsables mataron a los 10 jóvenes, bien pueden seguir haciéndolo con todos aquellos que los denuncien”, indicó una de las madres, cuyo hijo fue asesinado.

Hace dos sesiones, la policía presentó a José Daniel B. quien presenció la golpiza que la policía le propinó a los 10 jóvenes aquella noche; se le citó a declarar pero se negó y se fue a trabajar al puerto de Lázaro Cárdenas y hasta allá fue la policía para arrestarlo y obligarlo a declarar.

La Defensa por su parte dice que la Fiscalía está dilatando el proceso y que ya tuvo el tiempo suficiente para presentar a sus testigos.

El Alcalde Juan Carlos Arreygue acusó a la Fiscalía de no querer presentar a los testigos y que existe la intención de mantenerlo en la cárcel junto con los otros cuatro policías de Álvaro Obregón acusados de la muerte masiva de los jóvenes.

En la última audiencia sólo uno de cuatro testigos se presentó a declarar, por lo que el Tribunal tuvo que suspenderla y ordenar a la Secretaría de Seguridad Pública y  a la Policía Ministerial que busquen y arresten a los testigos que se han negado a declarar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *