LIBRE EXPRESIÓN…¿CONGRUENCIA JUDICIAL? Por Carlos Alberto Monge Montaño

 

libre-expresion_mainstory211-300x124-1

“Permitir una injusticia, significa abrir el camino a todas las que siguen”… Willy Brandt (1913 – ¿?) Político alemán.

Por más que las autoridades se desgasten en explicaciones legales, parece evidente que todos los presuntos normalistas detenidos, recuperaron su libertad gracias a una negociación tras implementar sus estrategias como retener personas y vehículos, marchar, bloquear carreteras e incendiar unidades de la iniciativa privada. Es decir, la industria del chantaje les sigue dando buenos resultados.

Y es que resulta prácticamente incomprensible, que tras presumir que habían detenido a 48 presuntos normalistas por participar de conductas ilícitas como ataques a las vías de comunicación, privación de la libertad, así como robo y quema de vehículos… ahora todos estén libres y con fianzas mínimas desde sólo mil pesos por persona.

Pero eso no es todo. Con sus tradicionales actividades de “lucha” y el apoyo de la CNTE y Comunidades Indígenas, una vez más doblegaron a la autoridad y también lograron la libertad de otros 8 jóvenes que estaban detenidos desde agosto en el CERESO David Franco Rodríguez, como presuntos responsables de delitos similares.

El procurador de Justicia en el Estado, Martín Godoy Castro, argumentó que solicitó la revisión de la situación legal de los 8 normalistas, ya que “han existido un sinnúmero de casos y el criterio que ha adoptado el Poder Judicial, es permitir que los estudiantes enfrenten su juicio en libertad” y con ello procurar que haya “congruencia judicial”.

Sin embargo, lo que parece evidente, es que puede más la negociación al margen de la ley que su aplicación, como lo señalaron los propios voceros de los normalistas.

Por lo pronto, la percepción ciudadana concluirá que volvió a fallar la autoridad, que prevalece la impunidad y lo que se antoja peor, que los gobiernos federal y estatal, se deben sentir tan incapaces de aplicar la ley, que prefieren tolerar, una vez más, la crítica ciudadana.

Los vehículos retenidos por lo normalistas y grupos afines, suman unos 170 y los tienen desde hace meses, tiempo en el que las autoridades no han encontrado la manera de aplicar el estado de derecho y evitar que terceros, que no tienen ninguna injerencia en la problemática, vean constantemente pisoteados sus derechos.

Claro que el problema es grave y encierra tantas aristas, que el gobierno de Michoacán pondera constantemente cómo, cuándo y con qué intensidad aplican el uso de la fuerza con estos jóvenes, como explicaba la semana pasada el secretario de Gobierno, Adrián López Solís.

Mientras tanto y tras recuperar a todos sus compañeros que enfrentarán sus procesos en libertad, los normalistas han advertido que sus “acciones de protesta” continuarán, hasta lograr las demandas de su pliego petitorio como pago de becas, apoyos de infraestructura y por supuesto… las plazas automáticas.

Así que estimado lector, tome previsiones porque seguramente van a retener más vehículos, insistirán en afectar a quienes viajan en el transporte público de pasajeros, quemarán más unidades, bloquearán carreteras y la vía del tren. Y no se descarta, que provoquen que se cierren una vez más las centrales

camioneras en el estado, que detengan a más presuntos normalistas y a los 3 días todos recuperen su libertad para enfrentar su proceso en congruencia judicial, con el resto de sus compañeros que les han antecedido en semejante circunstancia.

Vale recordar que el tema educativo es uno de los ejes principales que estableció como prioridad el gobernador Silvano Aureoles Conejo, y es evidente que para solucionarlo de tajo y recuperar el sartén por el mango, necesita el apoyo de la federación. Por ejemplo y como pide el sector productivo de la entidad, cerrar las normales rurales y acabar con los vicios que encierran desde hace cuando menos 3 lustros.

¿Se atreverá Silvano Aureoles a retomar la rectoría de la educación? ¿Podrá? ¿Ya no tiene el apoyo de la Federación? ¿Habrán optado por nadar de a muertito en este conflicto y mantener la entrega de plazas automáticas y por ende, mantener abiertas todas las normales?

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.