LA INHABILITACIÓN O SANCIÓN ECONÓMICA A QUIEN NIEGUE INFORMACIÓN PÚBLICA: ITAIMICH

Irma Nora Valencia 3

POR ANDRÉS RESILLAS

Ya son miles las solicitudes que los michoacanos están haciendo llegar a las instancias gubernamentales, en un afán por saber cómo se gobierno; que se hace con el erario y porque de programas y acciones sociales, afirma la consejera Irma Dora Valencia, quien agrega que los ciudadanos cada día se interesan más por fiscalizar las instancias gubernamentales, desde los ayuntamientos, hasta los tres poderes en el estado.

Dijo que también cada día aumentan los recursos de revisión, producto de la inconformidad de los ciudadanos ante la negativa de información o porque las autoridades no respondieron cabalmente a sus requerimientos.

También destaca que de manera histórica el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Michoacán (ITAIMICH) logró capacitar a casi 12 mil personas sobre sus derechos de acceso a la información pública y a la protección de sus datos personales.

En su afán por establecer la cultura de la transparencia entre la población el ITAIMICH está recorriendo los municipios michoacanos en busca de aquellos ciudadanos que demandan información pública porque la requieren para su beneficio.

Esta es la entrevista con la consejera del ITAIMICH, quien reconoce avances, pero advierte que la brecha entre el derecho a saber y las condiciones para que los ciudadanos de las comunidades alejadas gocen de estas prerrogativas existe un abismo a combatir

¿Por un lado el desconocimiento de la mayoría de la población sobre el Derecho de Acceso a la Información Pública y que existe una ley que la ampara y un órgano que lo tutela. Y por el otro, cómo lograr que la población ejerza ese derecho? Se le pregunta a la consejera:

“Desde la perspectiva de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado, y que son las grandes bases y principios sobre los cuales se soporta el derecho de acceso a la información, no solamente en el país sino en a nivel internacional, los órganos garantes, tienen desde su función, el cambio en la cultura. El ir construyendo una cultura ciudadana dentro de los principios de transparencia, de acceso a la información, de protección de datos, de rendición de cuentas; por supuesto estamos hablando de una cultura de legalidad.

“En esos términos en el ITAIMICH uno de los grandes ejes es la capacitación, con una finalidad de socializar el conocimiento: el reconocimiento de estos derechos fundamentales de acceso a la información y protección de datos personales.

“Y también en otra vertiente, la divulgación y la investigación científica, y con esto abordar esa cultura dentro de la sociedad vista en su integridad.

Otro gran eje que también se trabaja a partir de las disposiciones legales es la tutela de derecho de acceso a la información y de protección de datos personales, esto implica en esa función el ITAMICH conoce y resuelve de todo tipo de inconformidades que tenga la ciudadanía, aquí estamos hablando no sólo de las solicitudes de información que eventualmente se puedan presentar, sino también de las denuncias y recursos de revisión que interpone la ciudadanía contra las resoluciones que están emitiendo los sujetos obligados.

Aparte, tenemos actividades que giran en el ámbito nacional e internacional, en un contexto global. El ITAIMICH forma parte de la Asociación Mexicana de Acceso a la Información Pública en el cual son miembros todos los órganos garantes del país y el IFAII.

Al ir construyendo esta ciudadanía y de tutelar este derecho, pues mejoran las condiciones para todos los ciudadanos en todo el estado; ahí tenemos un trabajo importante en el ITAIMICH y además de toda la actividad administrativa institucional. Administración de recursos y de la vida interna

En cuanto a la socialización de esos derechos, el ITAIMICH, tiene planteadas diferentes actividades a los diferentes sectores de la sociedad, igual trabajamos con grupos vulnerables, que con con el sector académico, que con los propios sujetos obligados, los niños, kos jóvenes, en todos sus aspectos y en todas sus vertientes.

En este sentido, los resultados entregados por el instituto al cierre de este año son históricos, pues el número de acciones que se realizaron tanto en 2013 como en 2014 han superado por mucho los trabajos que anteriormente se venían realizando en este rubro de capacitación o en el de construcción de ciudadanía

Por ejemplo, para 2014 tenemos registradas dentro de expedientes técnicos, pues todas las actividades tienen una estrategia metodológica, podemos decir que ha crecido exponencialmente el número de personas que han tenido una capacitación con un seguimiento posterior desde el instituto.

Son en total 13 mil 729 personas con esta integridad en el ejercicio del derecho a la información y en un comparativo con el año 2012, pues teníamos sólo 2 mil 864, en el 2011, tan solo 741.

Pero no solamente son las acciones, sino los resultados de esas actividades.

Hemos avanzado de manera muy importante en este eje, sobre todo, algo que llama la atención en esta necesidad de generar conocimiento para construir ciudadanía se ha buscado reconocimiento en la investigación y divulgación del conocimiento. Actualmente el ITAIMICH tiene registro del CONACYT, para ser que  sea reconocido como una institución generadora de conocimiento científico, que no solamente sea parte del reconocimiento y ejercicio del derecho a la información, sino en otro nivel, cómo elevar las repercusiones de este derecho.

Lo que nos permitir aglutinar investigadores en esta área, no solamente para generar conocimiento, sino también para participar y aplicar este conocimiento a partir de las convocatorias nacionales e internacionales que se publican eventualmente.

Tanto la Facultad de Derecho como de la de Lenguas y Letras de la Universidad Michoacana, así como de las organizaciones civiles que han sido el instrumento para llevar a cabo estos conocimientos a la práctica.

Para la divulgación científica,  una que vez que generamos el conocimiento, tenemos publicados tres libros y dos revistas; este aspecto de divulgación también tiene ya su registro en el registro editorial, el registro de marca y el IESN.

Estas actividades nos han permitido obtener reconocimientos a nivel nacional en el rubro a A la Calidad Educativa, por el trabajo en la construcción de ciudadanía por parte del Consejo Iberoamericano en el 2013.

Este reconocimiento nos permitió tener no sólo esos derechos de publicación con reconocimiento científico, sino también que nos permita ir avanzando en la especialización del personal del ITAIMICH y que el organismo sea altamente profesional  y esto se logra a partir de los apoyos que se logran con el Instituto Federal de TransparenFAI, con Transparencia Mexicana, con organizamos internacionales.

La tutela del Derecho de Acceso a la Información

En este aspecto los resultados también son positivos, sobre todo en lo que se refiere a los recursos de revisión. Desde el año 2005 que es lo que encontramos registrado, desde la creación de este órgano, sólo había 10 solicitudes al ITAIMICH.

Actualmente en el 2014 hasta el mes de octubre 855, como se observa hemos tenido un avance importante. Estas solicitudes son para el ITAIMICH pues los ciudadanos quieren saber cómo trabajamos, quieren conocer todas las actividades, programas, presupuesto, perfiles profesionales, decisiones, en fin, todo lo que hacemos.

También en lo que se refiere a las solicitudes a los demás sujetos obligados, tenemos que al Poder Ejecutivo le han realizado un total de un mil 242 solicitudes, el Poder Judicial 20 y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el Instituto Electoral de Michoacán 230. Entonces se ha existido un incremento de participación ciudadana importante en el acceso a la información.

En cuanto a los Recursos de Revisión interpuestos (que se presentan cuando hay negativa de la autoridad a proporcionar la información) tenemos presentados hasta el mes de octubre 336, por cierto que en las dos últimas semanas se ha incrementado de manera exponencial, tanto sólo en el mes de noviembre tenemos ya 74 recursos de revisión presentados.

En este mismo sentido, en los últimos años los ciudadanos venían presentando dos o tres denuncias ante el ITAIMICH por la violación a la ley por parte de alguna autoridad; puede desde que no encuentra la información de oficio o no cumple con la ley.

Nosotros en este caso habilitamos una página específica para las denuncias, vía electrónica, y hasta el momento, en los dos últimos meses, se han presentado 39 denuncias.

El Consejo del ITAIMICH ha resuelto 119 recursos de revisión, esperamos que al cierre de este año se resuelvan 150 recursos.

SANCIONES

Respecto a las sanciones que este órgano ha impuesto han sido las siguientes hemos hecho como primera instancia 26 apercibimientos; 18 amonestaciones privadas y 5 amonestaciones públicas.

Eso quiere decir que en la mayoría de las ocasiones los ciudadanos al interponer el recurso de revisión tienen razón en su queja y proceden las sanciones contra los funcionarios que no cumplieron con la Ley de Transparencia.

Y también, por otro lado, se sanciona porque esos funcionarios no acataron los mandatos del ITAIMICH.

Entre los sujetos obligados sancionados con amonestación pública es a la ex titular de la Secretaría de la Mujer, por no informar sobre el plan operativo anual 2012, 2013 y 2014.

Otro sujeto obligado sancionado con la amonestación pública, son el Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas y la Secretaría de Salud, los cuales se han negado persistentemente a entregar la información pública que se les solicita.

 

La nueva Reforma

¿Con la nueva reforma a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública las sanciones aumentan para aquellos sujetos obligados que no acatan esta norma?

Sí, ese es uno de los avances recientes que tenemos, pues además de las sanciones administrativas que ya teníamos ahora se autoriza a sancionar económicamente a todas aquellas autoridades que se nieguen a entregar la información; estamos hablando de una sanción económica de 100 a 500 salarios mínimos, en caso de reincidencia en negarse a dar cumplimiento a la ley.

En este caso el Consejo del ITAIMICH tiene la facultad de decidir cuáles son las medidas de apremio en la medida de la gravedad de la falta en que está ocurriendo y de manera directa. Así como también clasificar el grado de reincidiencia se ésta es muy grave.

También contempla que se convoque al superior jerárquico del funcionario, para que lo obligue a cumplir, lo que no existía antes. Como última y posible proceso de sanción se invoque la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos.

Esta reforma ya está vigente.

Esta reforma nos coordina de manera más cercana con los órganos fiscalizadores y que sancionan a los funcionarios; todo ello en el afán de que el ciudadano ejerza su derecho de acceso a la información.

La situación de acceso a la información

En Michoacán hemos tenido muchos avances y no hay que olvidar que el Derecho de Acceso a la Información es un proceso progresivo, es decir, que tenemos que avanzar de manera paulatina y sostenida.

Otro aspecto es la situación de los portales y la publicación obligatoria de la información de oficio. Estamos exigiendo que de acuerdo a los estándares internacionales, esa información se publique en un lenguaje ciudadano, que lo pueda entender la gente y que se deje a un lago su lenguaje técnico, que para muchos es incomprensible.

Que loso documentos se puedan no solamente revisar y observar, sino que los archivos que puedan bajar o descargar por el usuario para que pueda utilizar esos datos. Lo mismo sucede con los navegadores que existen en internet. Los portales de internet tendrán que ser ubicados y vistos por cualquier navegador.

Lo mismo sucede con aquellos portales que piden al usuario alguna contraseña o requisitos de inscripción, lo que no es válido, como por ejemplo el caso del Ayuntamiento de Uruapan, eso ya no procede.

EL ITAIMICH PUEDE SER CORREO DE SOLICITUDES

Es el momento más adecuado para que todas las autoridades nos legitemos frente al ciudadano. Es necesario que el ciudadano sepa de la importancia que él tiene en nuestra función, y también esa legitimidad natural que tenemos, la podemos validar con la entrega de la información.

La transparencia y la entrega de la información inhibe fenómenos como la corrupción, los rumos y se alcanza esa necesidad de participación de los ciudadanos en la toma de decisiones del gobierno, que al final esa es una forma que permite la rendición de cuentas y eso legitima a cualquier autoridad.

Lo más grave es que muchos funcionarios o autoridades no entregan la información porque no la tienen, sino porque están convencidos de que no tienen por qué darle cuentas a nadie. Eso es grave. Pero lo cierto es que cada día son menos los gobernantes con esa mentalidad, eso quiere decir que se está avanzando.

SE OBLIGARÁ YA CON LA LEY A ACTUALIZAR LA INFORMACIÓN

De igual manera hemos avanzado en que la actualización de la información en los portales de transparencia. La anterior ley fijaba un plazo de seis meses para esa actualización y ahora la nueva reforma lo modificó, por lo que ya no hay pretexto para actualizarla.

 

 

 

Ya son miles las solicitudes que los michoacanos están haciendo llegar a las instancias gubernamentales, en un afán por saber cómo se gobierno; que se hace con el erario y porque de programas y acciones sociales, afirma la consejera Irma Dora Valencia, quien agrega que los ciudadanos cada día se interesan más por fiscalizar las instancias gubernamentales, desde los ayuntamientos, hasta los tres poderes en el estado.

Dijo que también cada día aumentan los recursos de revisión, producto de la inconformidad de los ciudadanos ante la negativa de información o porque las autoridades no respondieron cabalmente a sus requerimientos.

También destaca que de manera histórica el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Michoacán (ITAIMICH) logró capacitar a casi 12 mil personas sobre sus derechos de acceso a la información pública y a la protección de sus datos personales.

En su afán por establecer la cultura de la transparencia entre la población el ITAIMICH está recorriendo los municipios michoacanos en busca de aquellos ciudadanos que demandan información pública porque la requieren para su beneficio.

Esta es la entrevista con la consejera del ITAIMICH, quien reconoce avances, pero advierte que la brecha entre el derecho a saber y las condiciones para que los ciudadanos de las comunidades alejadas gocen de estas prerrogativas existe un abismo a combatir

¿Por un lado el desconocimiento de la mayoría de la población sobre el Derecho de Acceso a la Información Pública y que existe una ley que la ampara y un órgano que lo tutela. Y por el otro, cómo lograr que la población ejerza ese derecho? Se le pregunta a la consejera:

“Desde la perspectiva de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado, y que son las grandes bases y principios sobre los cuales se soporta el derecho de acceso a la información, no solamente en el país sino en a nivel internacional, los órganos garantes, tienen desde su función, el cambio en la cultura. El ir construyendo una cultura ciudadana dentro de los principios de transparencia, de acceso a la información, de protección de datos, de rendición de cuentas; por supuesto estamos hablando de una cultura de legalidad.

“En esos términos en el ITAIMICH uno de los grandes ejes es la capacitación, con una finalidad de socializar el conocimiento: el reconocimiento de estos derechos fundamentales de acceso a la información y protección de datos personales.

“Y también en otra vertiente, la divulgación y la investigación científica, y con esto abordar esa cultura dentro de la sociedad vista en su integridad.

Otro gran eje que también se trabaja a partir de las disposiciones legales es la tutela de derecho de acceso a la información y de protección de datos personales, esto implica en esa función el ITAMICH conoce y resuelve de todo tipo de inconformidades que tenga la ciudadanía, aquí estamos hablando no sólo de las solicitudes de información que eventualmente se puedan presentar, sino también de las denuncias y recursos de revisión que interpone la ciudadanía contra las resoluciones que están emitiendo los sujetos obligados.

Aparte, tenemos actividades que giran en el ámbito nacional e internacional, en un contexto global. El ITAIMICH forma parte de la Asociación Mexicana de Acceso a la Información Pública en el cual son miembros todos los órganos garantes del país y el IFAII.

Al ir construyendo esta ciudadanía y de tutelar este derecho, pues mejoran las condiciones para todos los ciudadanos en todo el estado; ahí tenemos un trabajo importante en el ITAIMICH y además de toda la actividad administrativa institucional. Administración de recursos y de la vida interna

En cuanto a la socialización de esos derechos, el ITAIMICH, tiene planteadas diferentes actividades a los diferentes sectores de la sociedad, igual trabajamos con grupos vulnerables, que con con el sector académico, que con los propios sujetos obligados, los niños, kos jóvenes, en todos sus aspectos y en todas sus vertientes.

En este sentido, los resultados entregados por el instituto al cierre de este año son históricos, pues el número de acciones que se realizaron tanto en 2013 como en 2014 han superado por mucho los trabajos que anteriormente se venían realizando en este rubro de capacitación o en el de construcción de ciudadanía

Por ejemplo, para 2014 tenemos registradas dentro de expedientes técnicos, pues todas las actividades tienen una estrategia metodológica, podemos decir que ha crecido exponencialmente el número de personas que han tenido una capacitación con un seguimiento posterior desde el instituto.

Son en total 13 mil 729 personas con esta integridad en el ejercicio del derecho a la información y en un comparativo con el año 2012, pues teníamos sólo 2 mil 864, en el 2011, tan solo 741.

Pero no solamente son las acciones, sino los resultados de esas actividades.

Hemos avanzado de manera muy importante en este eje, sobre todo, algo que llama la atención en esta necesidad de generar conocimiento para construir ciudadanía se ha buscado reconocimiento en la investigación y divulgación del conocimiento. Actualmente el ITAIMICH tiene registro del CONACYT, para ser que  sea reconocido como una institución generadora de conocimiento científico, que no solamente sea parte del reconocimiento y ejercicio del derecho a la información, sino en otro nivel, cómo elevar las repercusiones de este derecho.

Lo que nos permitir aglutinar investigadores en esta área, no solamente para generar conocimiento, sino también para participar y aplicar este conocimiento a partir de las convocatorias nacionales e internacionales que se publican eventualmente.

Tanto la Facultad de Derecho como de la de Lenguas y Letras de la Universidad Michoacana, así como de las organizaciones civiles que han sido el instrumento para llevar a cabo estos conocimientos a la práctica.

Para la divulgación científica,  una que vez que generamos el conocimiento, tenemos publicados tres libros y dos revistas; este aspecto de divulgación también tiene ya su registro en el registro editorial, el registro de marca y el IESN.

Estas actividades nos han permitido obtener reconocimientos a nivel nacional en el rubro a A la Calidad Educativa, por el trabajo en la construcción de ciudadanía por parte del Consejo Iberoamericano en el 2013.

Este reconocimiento nos permitió tener no sólo esos derechos de publicación con reconocimiento científico, sino también que nos permita ir avanzando en la especialización del personal del ITAIMICH y que el organismo sea altamente profesional  y esto se logra a partir de los apoyos que se logran con el Instituto Federal de TransparenFAI, con Transparencia Mexicana, con organizamos internacionales.

La tutela del Derecho de Acceso a la Información

En este aspecto los resultados también son positivos, sobre todo en lo que se refiere a los recursos de revisión. Desde el año 2005 que es lo que encontramos registrado, desde la creación de este órgano, sólo había 10 solicitudes al ITAIMICH.

Actualmente en el 2014 hasta el mes de octubre 855, como se observa hemos tenido un avance importante. Estas solicitudes son para el ITAIMICH pues los ciudadanos quieren saber cómo trabajamos, quieren conocer todas las actividades, programas, presupuesto, perfiles profesionales, decisiones, en fin, todo lo que hacemos.

También en lo que se refiere a las solicitudes a los demás sujetos obligados, tenemos que al Poder Ejecutivo le han realizado un total de un mil 242 solicitudes, el Poder Judicial 20 y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el Instituto Electoral de Michoacán 230. Entonces se ha existido un incremento de participación ciudadana importante en el acceso a la información.

En cuanto a los Recursos de Revisión interpuestos (que se presentan cuando hay negativa de la autoridad a proporcionar la información) tenemos presentados hasta el mes de octubre 336, por cierto que en las dos últimas semanas se ha incrementado de manera exponencial, tanto sólo en el mes de noviembre tenemos ya 74 recursos de revisión presentados.

En este mismo sentido, en los últimos años los ciudadanos venían presentando dos o tres denuncias ante el ITAIMICH por la violación a la ley por parte de alguna autoridad; puede desde que no encuentra la información de oficio o no cumple con la ley.

Nosotros en este caso habilitamos una página específica para las denuncias, vía electrónica, y hasta el momento, en los dos últimos meses, se han presentado 39 denuncias.

El Consejo del ITAIMICH ha resuelto 119 recursos de revisión, esperamos que al cierre de este año se resuelvan 150 recursos.

SANCIONES

Respecto a las sanciones que este órgano ha impuesto han sido las siguientes hemos hecho como primera instancia 26 apercibimientos; 18 amonestaciones privadas y 5 amonestaciones públicas.

Eso quiere decir que en la mayoría de las ocasiones los ciudadanos al interponer el recurso de revisión tienen razón en su queja y proceden las sanciones contra los funcionarios que no cumplieron con la Ley de Transparencia.

Y también, por otro lado, se sanciona porque esos funcionarios no acataron los mandatos del ITAIMICH.

Entre los sujetos obligados sancionados con amonestación pública es a la ex titular de la Secretaría de la Mujer, por no informar sobre el plan operativo anual 2012, 2013 y 2014.

Otro sujeto obligado sancionado con la amonestación pública, son el Ayuntamiento de Lázaro Cárdenas y la Secretaría de Salud, los cuales se han negado persistentemente a entregar la información pública que se les solicita.

 

La nueva Reforma

¿Con la nueva reforma a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública las sanciones aumentan para aquellos sujetos obligados que no acatan esta norma?

Sí, ese es uno de los avances recientes que tenemos, pues además de las sanciones administrativas que ya teníamos ahora se autoriza a sancionar económicamente a todas aquellas autoridades que se nieguen a entregar la información; estamos hablando de una sanción económica de 100 a 500 salarios mínimos, en caso de reincidencia en negarse a dar cumplimiento a la ley.

En este caso el Consejo del ITAIMICH tiene la facultad de decidir cuáles son las medidas de apremio en la medida de la gravedad de la falta en que está ocurriendo y de manera directa. Así como también clasificar el grado de reincidiencia se ésta es muy grave.

También contempla que se convoque al superior jerárquico del funcionario, para que lo obligue a cumplir, lo que no existía antes. Como última y posible proceso de sanción se invoque la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos.

Esta reforma ya está vigente.

Esta reforma nos coordina de manera más cercana con los órganos fiscalizadores y que sancionan a los funcionarios; todo ello en el afán de que el ciudadano ejerza su derecho de acceso a la información.

La situación de acceso a la información

En Michoacán hemos tenido muchos avances y no hay que olvidar que el Derecho de Acceso a la Información es un proceso progresivo, es decir, que tenemos que avanzar de manera paulatina y sostenida.

Otro aspecto es la situación de los portales y la publicación obligatoria de la información de oficio. Estamos exigiendo que de acuerdo a los estándares internacionales, esa información se publique en un lenguaje ciudadano, que lo pueda entender la gente y que se deje a un lago su lenguaje técnico, que para muchos es incomprensible.

Que loso documentos se puedan no solamente revisar y observar, sino que los archivos que puedan bajar o descargar por el usuario para que pueda utilizar esos datos. Lo mismo sucede con los navegadores que existen en internet. Los portales de internet tendrán que ser ubicados y vistos por cualquier navegador.

Lo mismo sucede con aquellos portales que piden al usuario alguna contraseña o requisitos de inscripción, lo que no es válido, como por ejemplo el caso del Ayuntamiento de Uruapan, eso ya no procede.

EL ITAIMICH PUEDE SER CORREO DE SOLICITUDES

Es el momento más adecuado para que todas las autoridades nos legitemos frente al ciudadano. Es necesario que el ciudadano sepa de la importancia que él tiene en nuestra función, y también esa legitimidad natural que tenemos, la podemos validar con la entrega de la información.

La transparencia y la entrega de la información inhibe fenómenos como la corrupción, los rumos y se alcanza esa necesidad de participación de los ciudadanos en la toma de decisiones del gobierno, que al final esa es una forma que permite la rendición de cuentas y eso legitima a cualquier autoridad.

Lo más grave es que muchos funcionarios o autoridades no entregan la información porque no la tienen, sino porque están convencidos de que no tienen por qué darle cuentas a nadie. Eso es grave. Pero lo cierto es que cada día son menos los gobernantes con esa mentalidad, eso quiere decir que se está avanzando.

SE OBLIGARÁ YA CON LA LEY A ACTUALIZAR LA INFORMACIÓN

De igual manera hemos avanzado en que la actualización de la información en los portales de transparencia. La anterior ley fijaba un plazo de seis meses para esa actualización y ahora la nueva reforma lo modificó, por lo que ya no hay pretexto para actualizarla.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.