HABITANTES DE PURÉPERO ACUSAN A LA POLICÍA DE DESAPARECER A UN JOVEN DE ESA LOCALIDAD

12541008_159154934457503_4217148577872233778_n

REDACCIÓN//

Armados con palos, piedras y machetes, habitantes de Purépero exigen la presencia de una persona que fue detenida y que se encuentra desaparecida desde hace una semana. Los inconformes llegaron al Palacio Municipal para exigir la presentación del joven.
Los inconformes señalan a un integrante de la Policía Municipal de Purépero como el responsable de la detención, la cual ocurrió en esa localidad la semana pasada.
Es por ello que acusan que fue la propia policía la responsable de la desaparición del joven.
INTERVIENE DERECHO HUMANOS
La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) abrió queja de oficio con el número ZAM/12/16 por el caso de una presunta detención y posterior desaparición de una persona del sexo masculino en el municipio de Purépero.
El Ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato Lozano, instruyó al visitador Regional de Zamora, Víctor Villanueva Hernández, para que de inmediato se iniciaran con las diligencias correspondientes y se le brindara la atención que el caso amerita.
La información periodística indica que armados con palos, piedras y machetes, habitantes de Purépero exigen la presencia de una persona que fue detenida y que aparentemente se encuentra desaparecida desde hace una semana.
Por estos hechos la CEDH ya inició la investigación para conocer la actuación u omisión de la autoridad en este caso; y solicitará el informe correspondiente al Ayuntamiento de Purépero; así como a la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) para conocer si se inició ya con la carpeta de investigación.
El titular de la CEDH expresó que el fenómeno de las desapariciones en la entidad requiere de la atención inmediata de las autoridades competentes, y recordó que dentro de su plan de trabajo se contempla presentar una propuesta para legislar en esa materia, para que se atienda esta problemática de manera integral y se le brinde la protección debida a la familia de las víctimas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.