ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES, PRIMERA CAUSA DE MUERTE ENTRE LOS MEXICANOS

generar_imagen

AGENCIA NOTIESE//

Las enfermedades cardiovasculares (EC) son la principal causa de muerte de la población mexicana, ya que la hipercolesterolemia, que es la elevación de colesterol en la sangre, propicia infartos al corazón y afecciones cerebrovasculares que ponen en riesgo la vida de quienes la padecen, aseguró, en conferencia de prensa, Luis Alcocer Díaz Barreiro, director general del Instituto Mexicano de Salud Cardiovascular.

Declaró que en México pierden la vida entre 85 mil y 90 mil mujeres por enfermedades cardiovasculares, debido a que desconocen que tienen elevación de colesterol LDL y no tratan el padecimiento, lo cual significa que por cada mujer que muere por cáncer de mama, otras 15 fallecen por afecciones cardiacas.

El especialista aseguró que mientras en los 34 países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se han disminuido las EC, por las políticas públicas de prevención, en México se han incrementado padecimientos como la arterioesclerosis, debido a los hábitos alimenticios y la vida sedentaria de la población, generándose  muertes prematuras, es decir antes de los 75 años.

Causas

Erick Alexanderson, presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología, explicó que la hipercolesterolemia son depósitos de grasa que forman placas en las arterias; si estas placas se rompen, forman trombos que impiden el paso de la sangre que nutre al corazón y se propicia enfermedad cerebrovascular, infarto al miocardio o muerte súbita.

El especialista puntualizó que los infartos al corazón no se generan el día en que se diagnostican debido a que la arterioesclerosis no muestra síntomas antes de una década de desarrollo, por ello se debe prestar atención a ésta enfermedad crónica que, además de provocar insuficiencia cardíaca, propicia insuficiencia renal.

Explicó que lipoproteínas se dividen en lípidos que requiere el organismo (colesterol bueno) y los LDL que son de alto riesgo (colesterol malo). Para este último existen tratamientos con estatinas que ayudan a reducir la presencia de estas grasas en el cuerpo y evita el desarrollo de patologías; sin embargo, hay personas que no reducen el LDL con estos fármacos y requieren otro tipo de terapias.

 

 

Prevención

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, 25 por ciento de los pacientes hospitalizados en México presentan alguna enfermedad cardiovascular; sin embargo, un alto porcentaje de quienes tienen estas enfermedades mueren por infarto agudo al miocardio y nunca llegan al hospital.

Carlos Alberto Aguilar Salinas, jefe de la Clínica de Lípidos del Instituto Nacional de Ciencia Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, aseguró que  40 por ciento de las personas adultas en México tienen hipercolesterolemia y la mayoría lo desconoce, es por ello, que recomendó a mayores de 20 años realizarse un perfil de lípidos completo que les permita identificar sus niveles de colesterol.

El especialista aseguró que es necesario mantener un peso adecuado y los niveles de glucosa estable para evitar el desarrollo de la hipercolesterolemia, ya que más de 80 por ciento de las personas que viven con diabetes tienen hígado graso que impide la correcta degradación de lípidos, además se produce en el órgano cicatrización y puede desencadenar en cirrosis.

Para reducir los niveles de colesterol LDL se ha desarrollado el primer medicamento biotecnológico que permite reconocer e inhibir a una proteína llamada PCSK9 presente en el hígado que incrementa el colesterol malo.  Éstos anticuerpos monoclonales, al ser proteínas especializadas, se fijan a las PCSK9 para reducir los niveles de colesterol hasta en un 60 por ciento.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2012, murieron en el mundo 17. 5 millones de personas por EC y se estima que en México cada año pierden la vida 115 mil personas por estos padecimientos.

Según el organismo internacional, las enfermedades no transmisibles equivalen al 80 por ciento de la carga global de enfermedades, esto implica una reducción de años de vida y pérdidas económicas importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.