COLUMNA LIBRE EXPRESIÓN…OTRO REVÉS PARA ALFONSO MARTÍNEZ. Por: Carlos Alberto Monge Montaño.

 

Libre-expresion_mainstory211-300x124

“Allí donde el mando es codiciado y disputado, no puede haber buen gobierno ni reinará la concordia”… Platón (427AC – 347 AC).Filósofo griego.

Voces que emanan de la Septuagésima Tercera Legislatura local y desde el liderazgo estatal perredista, anticipan un nuevo revés para la Presidencia Municipal de Morelia, que encabeza el independiente Alfonso Martínez Alcázar.

Y es que su propuesta de privatizar el servicio de alumbrado público para la capital, que incluiría la renovación de casi 70 mil lámparas para generar ahorros en el consumo de energía eléctrica y lograr beneficios ecológicos, ha generado más desconfianzas que apoyos entre la clase política estatal, que debe tener elementos para dudar de una licitación semejante, ante la experiencia que acumulada en su paso por la administración pública y los diezmos.

Así es. Uno de los obstáculos a la propuesta, es que se presume que Martínez Alcázar y algunos funcionarios y regidores, obtendrían un beneficio directo tras licitar y elegir a la empresa ganadora.

Por supuesto que semejante sospecha no se puede menospreciar por la historia que se ha formado en torno a Michoacán y los malos manejos de los recursos públicos, así como cualquier cantidad de actos de corrupción que a la fecha, siguen sin castigo. Y claro, los legisladores que ya se han manifestado en contra, dicen tener información de alcaldes amigos que les han confiado que las empresas de este ramo, se han acercado para ofertarles ventajas particulares, en caso de que decidan entregarles la administración del alumbrado público.

Seguramente por ello también el líder del Sol Azteca en Michoacán, Carlos Torres Piña, ha señalado que dará instrucciones a sus diputados, para que le nieguen el crédito a Alfonso Martínez. Concediendo que los legisladores perredistas sigan las instrucciones de su líder y que la evidente animadversión de los panistas esté vigente, indudablemente la respuesta del poder Legislativo, será negativa.

Incluso, diputados panistas ya construyen propuestas alternativas para que sea la propia administración municipal de Morelia, la que paulatinamente pueda renovar luminarias y con los ahorros que se generen, seguramente ya no sería necesario pagar los alrededor de 10 millones de pesos mensuales por el consumo de energía eléctrica.

En fin, ya sea por las dudas ante la posibilidad de que también resulte un negocio redondo para los alcaldes que intenten privatizar el alumbrado público, porque en este momento es extraordinariamente mal visto que se autoricen créditos o por el interés de la partidocracia para contener a los independientes, pero todo indica que Alfonso Martínez volverá a sentir el rigor de no tener a nadie en la Septuagésima Tercera legislatura, que pueda o quiera ayudarle, especialmente ahora que empezó la batalla electoral.

¡Increíble!

La Procuraduría de Justicia de Michoacán, que encabeza Martín Godoy Castro, se tardó 6 meses para descubrir que tres de las denuncias que les presentó el Ejecutivo en enero del presente año, por el presunto desvío de recursos públicos, son de competencia federal.

Increíble pero cierto; así que después de 6 meses de ardua investigación, la Procuraduría local informó a través de un comunicado que “acordó remitir a la Procuraduría General de la República (PGR) tres carpetas de investigación para que sea esa instancia la que continúe con las indagatorias”.

Argumentan además que “lo anterior, en virtud de que los recursos públicos de los que se hacen referencia en las denuncias presentadas en el mes de enero del año en curso, proceden de fondos federales”.

Eso sí, van a continuar con el desarrollo de las “diligencias relacionadas con otras denuncias que ha presentado la Secretaría de la Contraloría y en su momento resolverá lo que a derecho proceda”.

Y culmina en que “con estrecha coordinación entre los tres niveles de gobierno no habrá impunidad”.

Increíble pero cierto. Se imagina estimado lector, si se tardaron 6 meses para descubrir lo anterior, ¿cuánto más les llevará el resto de las indagatorias? ¿Y para colmo, la secretaria de la Contraloría, Silvia Estrada Esquivel, tampoco sabía que esas denuncias debió presentarlas ante la PGR?

Insisto, en materia de transparencia y rendición de cuentas sobre el enorme sospechosismo de malos manejos de recursos públicos en Michoacán, todo indica que no pasará absolutamente nada.

Con la esperanza de que haya una próxima vez… me despido, gracias. cmongem@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *